Archivo para la etiqueta ‘libertad

La vida y la mente o intelecto (animal y humano), y la relación… notas para contextualizar y hablar sobre El libro de Urantia   Leave a comment

(Enlace al audio en ivoox)
fotografía de flor

(El anterior botón de escucha de audio (que pertenece a la serie de comentarios de El libro de Urantia) es en parte la lectura de este texto (aunque el texto a continuación contiene algún añadido más)).

El libro de Urantia nos habla sobre la “vida de la mente material”… en su versión “inferior”, en los animales inferiores, por ejemplo unicelulares.

Recordemos que los espíritus “ayudantes” de los que va a hablar aquí forma parte de la mente-espíritu de la Ministra Divina. Esta personalidad es uno de los Creadores Supremos que de cierta manera “acuna” la vida en este y otros mundos… y que se encarga de canalizar el primer “soplo” o esencia vital inicial, a través de las manipulaciones de otras personalidades: los Portadores de Vida).

En esta cita subrayo algunas palabras:

65:7.6 «La adquisición del potencial de la capacidad para aprender por experiencia señala el comienzo del funcionamiento de los espíritus ayudantes, una actividad que ejercen desde las mentes más inferiores de los seres primitivos e invisibles, hasta los tipos superiores en la escala evolutiva de los seres humanos. Los ayudantes son la fuente y el modelo del comportamiento y de las rápidas reacciones que tiene la mente hacia el entorno material, un comportamiento por lo demás más o menos misterioso, y unas reacciones no comprendidas por completo. Estas influencias fieles y siempre seguras tienen que aportar largo tiempo su ministerio preliminar antes de que la mente animal alcance los niveles humanos de receptividad espiritual».

Por lo tanto, no hay en realidad mucha diferencia entre por ejemplo los insectos, y esos “seres invisibles” a los que alude ahí (unicelulares…).

Y tampoco hay ninguna diferencia entre las células de nuestro cuerpo, que hacen posible nuestra vida concreta y más compleja… y esos seres invisibles de los que habla ahí… pues lo dicho: ahí se estará refiriendo a los primeros organismos unicelulares en general.

Y entonces, en todos esos seres animados deben existir las correspondientes representaciones a los correspondientes tipos de intelectos (en esos seres unicelulares y en los insectos, por ejemplo).

En esas criaturas hay representación intelectual, aunque lógicamente de un tipo muy diferente al nuestro (pero que es la base para toda representación).

Esa representación al parecer tiene que ver más bien con imágenes y con formas de hacerse “imágenes” en un concepto más general de “imagen”. Por ejemplo:

– la “auto-representación” o percepción interna de lo que los animales detecten a través de por ejemplo ese “tacto primitivo” que supone el hecho mismo de tener una membrana que les separa –como células– de su entorno…

– O bien las representaciones o sentidos que sean los equivalentes al olfato nuestro, etc. Es muy importante recordar cosas evidentes ahora: como que nosotros no necesitamos los ojos para ver imágenes, luces, etc. Y sobre esto recordemos no solo el tema de los sueños… sino muy en general el funcionamiento de la mente… es decir, que ella no depende de los ojos… y que parece a veces incluso “precederlos”. Así pues, decíamos que en los organismos “ministrados” (“encircuitados” por la Ministra) habría pues muchas formas de crearse esas imágenes en ese concepto ampliado de “imagen”… y por lo tanto muchas formas de manejar esas imágenes que les permiten expresar la relación individuo-entorno y “aprender”.

Parece que no puede existir la relación con un entorno si no hay algún tipo de representación (intelecto) de las posibilidades que ofrece esa misma relación, del individuo con el entorno.

Parece que hay que hablar, entonces, de las representaciones del propio estado celular de ese organismo unicelular… y de las representaciones que suceden en él… en el organismo… concomitantes… sobre el estado de su entorno… sobre el estado de los posibles “otros seres” u objetos que sean relevantes para el correspondiente mundo perceptivo de ese animal tan primitivo unicelular (seres u objetos que por ejemplo le sirven de alimento, etc.).

Esa capacidad de auto-representarse su estado debe existir en circuitos o entramados invisibles.

Es decir, debe tener lugar no solamente como “mera química”, que dependía, en nuestra representación escolar, casi solamente de la física clásica… sino que debe tener lugar como algo más “moderno”, algo que tenga en cuenta la física más moderna… y lo que queda por descubrir en cuanto a cómo tiene lugar realmente la vida que, como vemos en la revelación, no es “pura química” (sino que depende de labores de encircuitado, en entramados invisibles de circuitos coordinados de energías físicas y mentales).

Y esos circuitos invisibles lógicamente serán los que se nos revelan en el libro… como digo.

Todo esto ha de tener que ver con lo que el libro llama circuitos mentales… y que son tan misteriosos en la revelación. Quizá solo ahora empezamos a poder registrarlos científicamente, si es que se empezó a hacer tal cosa… aunque supongo que de alguna manera sí, aunque sea de una manera indirecta –ahí está todo el tema de la comunicación celular, en la que creo que emplean la palabra “biofotones”, y demás–. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

«Hipnotízame», o la increíble espiritualidad de la tele, II   Leave a comment

plantas

Otoño del pasado 2016 – Mahonia

En este programa de televisión, Hipnotízame, se trata de la hipnosis¹, claro.

Una serie de personajes, que son más o menos conocidos en el propio mundo de la televisión española² –humoristas, actores, etc…– se dejan hipnotizar por Toussaint.

Decía Seth³ que: «Una buena demostración de hipnosis mostrará claramente que el punto de poder está en el presente, y que las creencias determinan vuestra experiencia».

Y, como ya sabemos, lo que vemos en estos espectáculos no es más que la vida en miniatura –una “miniatura” de lo que pasa en la vida.

¿Y qué pasa? Que nos autohipnotizamos desde niños al aceptar las creencias de las personas adultas⁴.

Entramos en el juego, en las condiciones en que esté el mundo.

Claro está que algunas de estas creencias nos vienen bien durante un tiempo… simplemente para poder ser “seres físicos”…

Pero si luego vamos por la vida, ya “adultos”… desconectados por mucho tiempo más… “desconectados” ilusoriamente de nuestra unidad espiritual… de esa unidad que no entiende de escasez ni de muerte… (que es lo que solía pasar en estas sociedades que son primitivas en lo espiritual… donde vamos bastante desconectados por norma)… entonces puede que sigamos en cierto conflicto con nosotros mismos gracias a muchas de esas creencias aceptadas con las que nos hemos autohipnotizado desde muy pequeños, al simplemente compartir la vida con unos adultos que están casi todos más o menos “locos”.

Los adultos están locos, zombis, como ahora nosotros de nuevo lo estamos en general… en esta especie de sueño repetitivo…, donde vamos literalmente como zombis, enloquecidos por las creencias en la escasez y la muerte (asumiendo en estas tierras primitivas –ya que para eso están estos planetas…– asumiendo ese supuesto implícito, tan bien absorbido por nosotros en la niñez… y que parece tan lógico… de que es más real la “materia” que el “espíritu”).

Así que el hipnotizador simplemente hace de puente para que constatemos nuestros inmensos potenciales en cuanto a lo que podríamos llamar… “la verdad de las verdades” 🙂 : Que “nosotros fabricamos nuestra experiencia”; que nadie afuera nos está haciendo nada

Podríamos decir, rápidamente, que de cierto modo el hipnotizador (o el amigo, la pareja, el sanador, etc.)… cree más en nosotros mismos que lo que nosotros mismos creemos en un momento dado…

Como en el caso del sanador –de aquella persona a la que se le da bien, aunque sea por un momento, dejar de creer en la separación–… en el caso del hipnotizador también parece que todo consiste en que nos podemos apoyar en esa relación momentánea con la persona que “nos hipnotiza”.

Y nos apoyamos ahí para establecer, nosotros mismos, un puente más profundo hacia ese “yo interior” donde somos una unidad espiritual. Entonces, con los poderes de ese yo interior, y mecidos en la relación profunda con el hipnotizador… convocamos una reprogramación de nuestra experiencia, y siempre por mediación de nuestra mente consciente, de algún “estado” de nuestra mente consciente.

El hipnotizador, digámoslo así, “cree” en “Nosotros Mismos”, con mayúsculas… cree en “nosotros en unidad” (con él y con todos).

Y claro, lo mismo ocurre con los “sanadores”, es decir, con alguien que sea más o menos capaz de quitar los obstáculos dentro de sí mismo frente a la unidad compartida con todos por igual… como aquellas personalidades célebres que saltan a la mente en cuanto hablamos de “milagros” (Jesús, etc.).

Estas personas pueden ayudarnos a cierto “desprogramarnos”, a simplemente un cierto… vernos o sentirnos más libres.

En este programa de televisión, y en esos espectáculos que también se hacen en salas de teatro, magia, etc…. se ve claro qué fácil es que la gente se reprograme a sí misma, aunque sea para hacer alguna “tontería” momentánea (como dejar de ganar 10.000 euros por no ser capaz de hacer una cosa muy fácil, antes que la haga un loro).

Accediendo pues, por un momento, a esa especie de “otro estado de consciencia”… y gracias a que el hipnotizador de alguna manera dominará en sí mismo el “truco interior” para favorecer que “algo” ocurra. Y como él mismo es, tal y como somos todos… una unidad espiritual con todos los demás… es entonces imposible que las cosas puedan pasar de otra manera, que la gente no pueda reprogramarse tan férreamente — si se presta a ello.

Igualmente podemos entonces dejar atrás rápidamente una enfermedad… etc.: Por el mismo principio de “dejar de creer”, ahí dentro, en alguna vieja imagen de nosotros mismos… en nuestra imagen y propósito “enfermos”… aunque, como sabemos, el “milagro” quizá no dure mucho si a partir de ahí seguimos “sin fe”, es decir, seguimos demasiado desconectados del hecho de que somos literalmente “creadores” de nuestra experiencia (que no estamos separados del yo o ser interior de donde viene toda la energía).

Así que nadie nos hace nada desde fuera en una hipnosis. Nosotros mismos accedemos a nuestro yo interior y nos reprogramamos rápidamente en otro estado de la mente consciente.

En general quizá a mucha gente le resulta difícil creer que todo pueda ser tan fácil como lo que aparece en una “hipnosis buena”.

¿Qué podemos pensar entonces?:
–  quizá nos parezca que los resultados podrían durar demasiado tiempo… y sin que el hipnotizado los pueda ya “controlar”, y siendo unos efectos o unas capacidades simplemente absurdas… quedando pues, la persona hipnotizada… a merced de esa decisión que tomó en “profundos niveles inconscientes” cuando fue hipnotizado… una decisión que ahora “quiere evitar”… pero que no puede.
Al no reconocer de igual manera la conexión más directa entre el yo interior y la mente consciente… la persona hipnotizada podría interpretar esto como que “está a merced de quien le hipnotizó”… cuando en realidad de cierta manera somos una unidad ahí dentro, en la Mente.
– entonces, además, en la hipnosis (en una tan rápida como la que se hace en estos espectáculos) todo nos parece muy artificial y quizá poco práctico,
– y a la vez quizá nos parezca “peligroso”, ya que, como hemos dicho, sucede esa obviedad: que luego, en el estado normal de separación mental… parece obvio que estamos en manos de “otro”… en manos de “otra persona”… pues parece que hemos tomado, interiormente (y aparentemente con el hipnotizador…) una “nueva decisión”, una decisión que parece que no podemos revocar si no es gracias a ese mismo hipnotizador.

Y como decíamos, en la vida normal parece pasar lo mismo. En la vida hemos tomado ya decisiones así, iguales que las que se muestran en estos espectáculos rápidos y tan maravillosos… hemos tomado decisiones “junto” a padres, adultos, etc… junto a “otros” seres con los cuales nos hemos hipnotizado o co-hipnotizado para creer ciertas cosas.

Es decir que, al paso de las diversas situaciones vividas… hemos ido “grabando experiencias” en nuestro “cuerpo mental”… experiencias que nos han servido para reforzar determinadas interpretaciones y creencias que ahora quizá creemos que no tenemos, pero que son unas creencias que “estructuran nuestra experiencia”…, y que alguna vez fueron conscientes y conscientemente aceptadas.

Así que el único problema es, como siempre, el de la “libertad”: Seguir o no como zombis de unas decisiones y creencias que “hace tiempo” adquirimos… conscientemente… y con las cuales seguimos de alguna manera “viviendo”.

En esta especie de cambio de era… de paradigma, estos espectáculos pueden ser muy útiles, pues se elimina ese supuesto, esa suposición del viejo paradigma: que “somos conscientes de lo que hacemos”.

¿Somos conscientes de lo que hacemos? ¿Quién o qué actúa? No es cierto que seamos conscientes de lo que hacemos, en el sentido que normalmente tiene esta frase. En general somos zombis de creencias que no hemos revisado en libertad.

En un grado u otro, entonces, no somos conscientes de lo que hacemos… ya que a menudo no queremos revisar, afrontar, mirar de frente… creencias y propósitos que alguna vez fueron asumidos conscientemente o que son reforzados más o menos conscientemente una vez que los asumimos “para sobrevivir”, cuando somos niños.

Entonces, también lo podríamos ver así: Sí somos conscientes de lo que hacemos; es decir, queremos seguir ignorantes y sabemos perfectamente que queremos seguir así, ignorantes… Somos perfectamente conscientes de que no queremos ser conscientes de lo que hacemos. Somos perfectamente conscientes de que queremos seguir de cierto modo “separados” del “poder creativo”.

Somos pues los zombis de unas creencias que en algún momento hemos admitido conscientemente… o que en algún momento podríamos haber revisado o afrontado ya, con claridad, para eliminarlas…

Pero de esas creencias, normalmente, en tanto que zombis, ya no queremos asumir nuestra responsabilidad, para así no tener que cambiar… y poder seguir en alguna inercia determinada. Y así, por ejemplo, nos podemos seguir quejando de nuestra experiencia, de la vida, etc… siendo esta experiencia, la de la queja, una experiencia que gran parte de nosotros parece que hemos venido a buscar… que forma parte de aquella “ignorancia”, y de la que parece que sacamos alguna misteriosa… “renta”.

Así que en un planeta como este, que está en vías de despertar, lo normal es ser zombis, es decir, que en general no nos atrevemos a preguntarnos, y a decidir por nosotros mismos (con el “yo interior”), qué es lo que realmente queremos ser, queremos sentir… etc.

Duele madurar, duele pasar a tener una “consciencia ampliada”, ya que conlleva mayor responsabilidad… Pero para eso estábamos los humanos… es decir, para eso existe este otro nivel de autoconsciencia superanimal, en los planetas… para este cierto “asumir responsabilidades” sobre “lo creado”.

Así que lo increíble de la hipnosis es lo fácil que se puede cambiar todo… en un abrir y cerrar de ojos –nunca mejor dicho.

Y recordamos que esa facilidad en gran medida lo corrobora todo, o al menos ayuda a hacer factible un “nuevo paradigma” que, de hecho, ya lo está cambiando todo:
– corrobora que de cierto modo “la mente” gobierna esto que vemos,
– ayuda a hacer factible que lo que llamamos realidad es una especie de proyección no-sólida… que a cada instante puede ser “vivida” de forma muy diferente.

Como tenemos miedo al cambio, la voz del miedo nos dice que lo complicado es quizá todo lo que acabamos de decir… que lo complicado es “el nuevo paradigma” (el hecho de que fabricamos nuestra experiencia de las cosas a partir de lo que creemos).

Pero al final, como nos ayuda, de hecho, a sentir el espíritu… cuando leemos el curso de milagros… al final lo complicado es la inercia y la muerte, la separación.

____
Notas.
1. Se pueden ver algunos ejemplos de Toussaint en youtube, como este.
2. Otra cadena de televisión de España, telecinco, por cierto, también transmitió hace pocos años unos buenísimos programas cuya protagonista era una médium maravillosa.
3. Se habla mucho de hipnosis en los capítulos finales o intermedios de La naturaleza de la realidad personal (ver índice de Seth).
4. Estas creencias, dicho sea de paso, las terminamos a menudo usando para reforzar una dura interpretación de la idea de la separación.

La religión como portal interdimensional: las apariciones y la videncia   Leave a comment

imagen virgen Ezquiago

Imagen de la virgen de Ezquioga, tomada de la encontrada en forosdelavirgen.org

Yendo a lo práctico, no hay nada más práctico que la religión -y de ahí la importancia y la persistencia que tiene el hecho de su presencia en las civilizaciones, su inevitabilidad *.

¿Práctico?

Seth nos contaba que en realidad todas las probabilidades existen a la vez, tanto para los individuos, como para los colectivos (países, etc.).

La más mínima idea se realiza en algún “sistema probable”. Y a veces sucede que, aquellas probabilidades que de cierta forma tienen más “carga emocional”, en realidad terminan siendo más reales que lo que nosotros entendemos como “realidad”.

Esas otras probabilidades no son menos reales simplemente por el hecho de que nosotros hayamos elegido “la nuestra”, en nuestra continuidad elegida… esa continuidad con la que ahora tanto nos identificamos (lo que estamos experimentando con nuestro tan especializado foco actual de consciencia temporal lineal).

Entonces, así de grande es “Dios” –o Todo Lo Que Es (la infinita inteligencia que da cabida a todo esto y más).

Por tanto, existe una España que, de cierto modo no tuvo que pasar por la guerra civil que comenzó en 1936 (una guerra que, por cierto, en realidad aún no ha acabado del todo). Esta guerra fue un evento muy cruento, y todavía hoy condiciona las mentes y las “venganzas” que están en parte detrás de algunos ímpetus políticos.

Entonces, las apariciones de lo que en nuestra tradición se llama “María de Nazaret” (“la virgen”), son para empezar signos de la existencia de estas probabilidades.

Ha habido célebres apariciones** que han ocurrido precisamente justo antes de guerras o catástrofes importantes.

De hecho, a veces las mismas apariciones (las vidas físicas normales) de los grandes maestros espirituales sobre la Tierra (sin ir más lejos la de Jesús), tienen lugar curiosamente en pueblos, en culturas… que iban a sufrir poco después grandes calamidades en su ser colectivo –y que en parte podríamos decir quizá que ya las estaban sufriendo en el momento mismo de la vida del maestro en cuestión… como los judíos, que en la época de Jesús estaban bajo la dominación de Roma.

Algunas de estas “apariciones” de María, como la de Medjugorje que ya hemos comentado aquí alguna vez, siguen siendo muy importantes.

Entonces, hasta hoy, no sabía que en España había sucedido un fenómeno así, poco antes de la guerra civil, y que, por tanto, él podría haber servido para “apaciguar los ánimos”.

Se trata del caso de Ezquioga***.

Por tanto, en España también hubo previsión (preconocimiento) de la guerra civil… e intervención “celestial” utilizando la religión para hacer patente la posibilidad de cambiar de realidad (por eso hablamos de “portal interdimensional”)… y para que sintiéramos, claramente, antes de la guerra, la oportunidad de “elegir” en masa la paz.

Pero nuevamente se rechazó el tema: la Iglesia lo rechazó, así como las autoridades del gobierno republicano de aquel momento.

Ambos “rechazaron” la intervención de María, como es casi “lógico”…

Esta intervención en Ezquioga fue, nuevamente, de tipo muy clásico, del estilo de la célebre aparición de Fátima, en Portugal. Este rechazo y olvido ocurrió tras una temporada breve de mucho fervor en los rezos y en las peregrinaciones al pueblo del País Vasco donde ocurrió todo… y donde se llegaron a reunir muchos miles de personas para rezar.

Así que el movimiento no contagió a toda España. Si lo hubiera hecho, parece que el contagio nos habría llevado por (o comunicado con) una línea de probabilidad terrestre “sin guerra civil” 🙂 .

De forma similar, parece que en el caso de nuestro querido vecino, Portugal, las cosas de María tuvieron algo más de éxito… pues las apariciones de Fátima parece que ayudaron a que ese país no se metiera en las guerras que sucedieron a los años de aquellas apariciones acaecidas a los célebres y sufridos pastorcitos.

Así que he aquí que tenemos una “prueba” más de que “nosotros creamos la realidad”… de que “no somos el cuerpo” (sino personalidades multidimensionales capaces de “comunicarse” de muchas maneras… en muchas capas verticales y horizontales…)… y además… tenemos la “prueba” de que nosotros somos literalmente (en cierta “unidad” todavía superior) esa muy real y palpable misericordia de Dios… que se presenta o actualiza de muchas maneras… y para de cierto modo darnos “más elecciones” (pues el amor es simplemente libertad… y la libertad parece ser sobre todo la expansión de la capacidad de elegir).

Una cita del artículo enlazado, sobre este caso de Ezquioga:

«A partir de 1934, debido al rechazo institucional de la Iglesia, el movimiento surgido en torno a Ezquioga fue languideciendo. Tanto la Iglesia como las autoridades republicanas estaban interesadas en cortar el movimiento, y Ezquioga se convirtió en un lugar muy poco frecuentado, proscrito.»

___
* De hecho, la religión está en el núcleo, el núcleo “no hablado” de la política y de las incomprensiones en política… del voto “conservador”, etc… Es pues importante para todo en general, para poder comprender algo en general. Pero, al no poder hablar ni comprender lo que sucede… los humanos de cierto modo nos bloqueamos, o bien “derrochamos” tiempo en pasarlo “sufriendo” en vez de sintiendo, disfrutando… estudiando esa vida que gratuitamente se nos ha “dado” para toda la eternidad.

** “Aparición” entre otras cosas es un fenómeno de comunicación interdimensional, en la mente de personas “normales” que experimentan diversos estados de trance o similar, y durante periodos más o menos largos (a veces toda la vida de la persona…)… acompañados de más o menos “sucesos mentales curiosos” para los demás “asistentes”, etc. Todo esto es ya una forma de revelación, es decir, el propio medio de dar el mensaje es ya el mensaje en sí mismo.
Esto ya lo hemos comentado en otros textos. Y lo que se señala, con los fenómenos de videncia, es la naturaleza de la realidad. La realidad poco tiene que ver con lo que nosotros creemos sobre nosotros mismos, al menos en un primer momento. Y es que “nosotros”, en nuestra realidad eterna, no somos cuerpos; y si estamos aquí es para, de cierta forma, realizar una “evolución del alma”… una “evolución” que, como concepto, nos resulta difícil o imposible de comprender, pero que sin embargo es la misma esencia de nuestro ser.

*** En la wikipedia hay alguna información curiosa sobre las apariciones en el artículo sobre el municipio vasco de Ezquioga.

Sin García-Trevijano es imposible comprender la historia de la España contemporánea: un ejemplo   Leave a comment

flores

Primavera, por el centro de España. Licencia CC.by-sa.2.0

(Un ejemplo sobre los trapos sucios de las personalidades de tipo “mercenario” que dirigían y en parte aún influyen sobre la opinión en España)

Antonio García-Trevijano estaba proscrito y sigue siendo “un proscrito” para los medios de comunicación oficiales en España, pero es muy conocido en internet, y tiene por tanto un futuro altamente “glorioso” 🙂 .

Ahora tiene casi 90 años de edad, y sigue defendiendo la verdad sobre muchos aspectos del origen del régimen político español actual.

Aparte de las anécdotas que vivió, junto a personas más conocidas ahora (como el expresidente Felipe González o el anterior monarca español), existen anécdotas también muy ilustrativas, y que afectan a personas no tan conocidas -unas anécdotas que por cierto se pueden asociar a dos o tres detalles, simples y curiosos, como el de por ejemplo la “relevancia simbólica” que están adquiriendo cada vez más ciertos Bancos, Bancos privados que ahora aparecen esponsorizando instituciones como la Real Academia de la Lengua, la RAE.

Así podemos quizá percibir ese “abismo ético” que los medios de comunicación facilitaron en España… así como la actual ignorancia que existe en torno a la historia contemporánea -sabiendo además que dicha ignorancia es un hecho totalmente “lógico”, ya que precisamente “la política”, en una civilización de consciencia aún primitiva, vive en gran medida tapando la verdad, y gracias a ello.

Esta anécdota se encuentra en el siguiente audio de su programa cotidiano de “radio” en ivoox (a partir del minuto 56): Preguntas y respuestas a los oyentes (día 05 / 06 / 2016).

La anécdota surge como respuesta a una pregunta sobre Juan Luis Cebrián, que es una persona de la “élite manipuladora” de España (es decir, alguien que ha “hecho política” (en el sentido más basto de conseguir “poder” y dinero), mediante los medios de comunicación).

Cebrián tiene que ver con el influyente periódico “El País“, que ha sido importante durante todo el régimen de engaño llamado “La transición española”.

A continuación transcribo lo que dice ahí Trevijano, y completo alguna cosa para poder trasladar lo dicho desde el régimen oral (y muy emotivo) al régimen escrito…, para así poder hacerla más comprensible para mí, tal y como puedo entenderla:

«…cuando fracasaron todos los intentos que hice para orientar a los españoles acerca de los engaños que iban a tener lugar, intenté comprar El País, y me puse de acuerdo con Darío Valcárcel, un periodista que todavía escribe por ahí.

» Y ahora diré lo que hizo este hombre. Leer el resto de esta entrada »

Protegido: Día 9. Libertad. Los Diálogos de Un curso de amor   Leave a comment

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Protegido: Día 8. Acepta el presente. Los Diálogos de Un curso de amor   6 comments

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Los dos usos del tiempo. Haskell: «La otra voz». Un Curso de milagros RELOADED   1 comment

Ir a descargar

[Podéis mirar en la página de índices de este autor para encontrar los enlaces a estos textos traducidos, etc. —con por ejemplo la traducción completa de lo que estamos retocando aquí con ayuda del texto en inglés, etc.

Esta transmisión, maravillosa (muy clarificadora y directa), aparenta haber sido dada claramente por la misma voz que dictó Un curso de milagros (UCDM), y que habló desde la personalidad de Jesús.

La siguiente parte de este texto sirve como acompañamiento —más o menos— para esta parte del texto principal del curso de milagros: [T-15.I-II] (según las indicaciones del propio Haskell en su texto publicado).]

Los dos usos del tiempo [T-15.I-II]

Saludos de nuevo, soy Jeshua.
Hoy quisiera hablar contigo algo más acerca del tiempo.
El tiempo, como te he dicho, es la mayor ilusión.
El tiempo es básicamente lo que fabrica todo tu miedo.
Sin tiempo, te lo aseguro, el miedo no sería posible
en tu discernimiento, o en tu experiencia. Leer el resto de esta entrada »