Archivo para la etiqueta ‘paz

6. Las cartas de Jeshua. Capítulo 6. Jayem (y Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
— Este es el texto donde Jayem expone los comienzos de su aventura “con Jeshua”, y por tanto se nos familiariza bella y amenamente con su historia y con sus problemas como canal y como persona. También contiene palabras “de Jeshua” en comunión con Jayem.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua en comunión con Jayem para el “despertar espiritual”, en tres libros, con más o menos 12 lecciones cada uno, y que han de seguirse mes a mes de la manera indicada en las sugerencias para el estudio del propio Jeshua.]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

Capítulo 6

Al resistirte a servir a tu hermano,
entonces, también
te resistes a tu propia salvación.


24 de abril, 1988

Han pasado casi dos meses desde mi sesión con Jeremías, dos de los meses quizá más ajetreados de mi vida. Se presentó una oportunidad de negocio, y rápidamente me tiré en ella de cabeza. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

5. Las cartas de Jeshua. Capítulo 5. Jayem (y Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
— Este es el texto donde Jayem expone los comienzos de su aventura con Jeshua, y por tanto se nos familiariza bella y amenamente con su historia y con sus problemas como canal y como persona. También contiene palabras de Jeshua en comunión con Jayem.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua en comunión con Jayem para el “despertar espiritual”, en tres libros, con más o menos 12 lecciones cada uno, y que han de seguirse mes a mes de la manera indicada en las sugerencias para el estudio del propio Jeshua.
— Para ver algunas notas sobre las palabras empleadas en inglés y en castellano, en la traducción, ver esta entrada.]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

Capítulo 5

El Hijo que despierta
es como alguien que busca la Luz,
y entonces se lamenta por la disolución de las sombras,
cuando el alba abre gentilmente
su camino en la noche.

5 de enero, 1988

Ahora, comenzamos. Leer el resto de esta entrada »

4. Las cartas de Jeshua. Capítulo 4. Jayem (y Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
— Este es el texto donde Jayem expone los comienzos de su aventura con Jeshua, y por tanto se nos familiariza bella y amenamente con su historia y con sus problemas como canal y como persona. También contiene palabras de Jeshua en comunión con Jayem.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua en comunión con Jayem para el “despertar espiritual”, en tres libros, con más o menos 12 lecciones cada uno, y que han de seguirse mes a mes de la manera indicada en las sugerencias para el estudio del propio Jeshua.]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

Capítulo 4

No hay nada,
absolutamente nada,
que puedas crear
y que no sea una expresión
de tu anhelo por despertar.

9 de diciembre, 1987

Así que aquí estoy, en mi apartamento. Es sencillamente perfecto. ¡Hasta desde la cocina puedo mirar por encima de los tejados y llegar a ver Commencement Bay, sin tener que parar de lavar la vajilla! Durante la pasada semana he disfrutado viniendo a casa por la noche para contemplar el puerto, sentado en mi única silla pegada a la ventana del comedor. Este fin de semana buscaré un sofá bien viejo y raído, de los antiguos de brazos grandes y sobrecargados, y con grandes respaldos barrigudos y patas de madera talladas a mano. Aunque ahora que estoy acostumbrado a esta simplicidad, el espacio va a parecerme demasiado atiborrado.

Acunándome suavemente adelante y hacia atrás, sorbiendo de la tranquila calma, apenas noto el atardecer a medida que la luz se escabulle en la noche, disolviendo las fronteras entre el agua y el remolcador, entre tierra y cielo.

Sí, siento que comienza la vibración. Ya no me asusta, pues sé que solo seguirá hasta que la identifique, como si alguien golpeara en la puerta primero suavemente, para luego hacerlo más y más fuerte hasta que la llamada es respondida. Prefiero la suavidad, así que con indiferencia tomo papel y bolígrafo de la encimera que hay cerca, y regreso a mi mecedora.

Ahora, comenzamos. Leer el resto de esta entrada »

3. Las cartas de Jeshua. Capítulo 3. Jayem (y Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
— Este es el texto donde Jayem expone los comienzos de su aventura con Jeshua, y por tanto se nos familiariza bella y amenamente con su historia y con sus problemas como canal y como persona. También contiene palabras de Jeshua en comunión con Jayem.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua en comunión con Jayem para el “despertar espiritual”, en tres libros, con más o menos 12 lecciones cada uno, y que han de seguirse mes a mes de la manera indicada en las sugerencias para el estudio del propio Jeshua.]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

Capítulo 3

Siempre es el miedo
a la propia muerte
lo que bloquea
el reconocimiento
del Reino.

2 de noviembre, 1987

Ahora, comenzamos.

Querido amigo,
pues eso es ciertamente lo que tú eres,
he venido, pues esto es lo que has pedido.
Te contaré,
en el curso de este encuentro,
aquello que te revelará
la armonía del Reino.

Primero,
notarás que prefiero
el uso de una terminología
claramente cristiana,
aunque se debería considerar
más bien como “judeo-cristiana”.
Lo hago porque esos términos son fácilmente identificables
en relación al momento en que caminé entre vosotros.
Ciertamente que no es el único formato
que se podría haber elegido. Leer el resto de esta entrada »

2. Las cartas de Jeshua. Capítulo 2. Jayem (y Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
— Este es el texto donde Jayem expone los comienzos de su aventura con Jeshua, y por tanto se nos familiariza bella y amenamente con su historia y con sus problemas como canal y como persona. También contiene palabras de Jeshua en comunión con Jayem.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua en comunión con Jayem para el “despertar espiritual”, en tres libros, con más o menos 12 lecciones cada uno, y que han de seguirse mes a mes de la manera indicada en las sugerencias para el estudio del propio Jeshua.]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

Capítulo 2

Los pensamientos del mundo
nunca han sido tuyos.
Son algo ilusorio.
Por tanto,
igual pasa con tu infelicidad.

Playa de Fagan, Molokai
30 de Agosto, 1987

De repente me despierto, veo que es muy temprano. No queda ni rastro de las primeras luces del día. Solo estoy a medio vestir cuando reconozco un sentimiento, una sensación de urgencia, que me impulsa a ponerme en pie y salir por la puerta, ya vestido. Ciertamente que las prisas aquí son algo risible, en esta isla, en la más tranquila —y hawaiana— de todas las islas, y donde para nada parece haberse dado jamás algo “con urgencia”.

Conduzco por la estrecha y tranquila carretera que se curva y enrosca a lo largo de la línea de costa, atravesando plantaciones tropicales que surgen aquí y allá, pero que cada vez quedan más alejadas unas de otras, hasta que ya no hay. Mi mente: “¿Por qué estoy aquí? ¿Adónde exactamente creo que estoy yendo?” Es una carretera por la que he ido solo una vez —de día— cuando visité el Valle Halawa, que contiene los restos arqueológicos más antiguos de los habitantes hawaianos, descansando ocultos entre la densa y exuberante jungla tropical. Es una carretera que se hace cada vez más estrecha, con giros y vueltas en forma de horquilla. Y claro, no hay farolas que me guíen. Leer el resto de esta entrada »

1. Las cartas de Jeshua. Capítulo 1. Jayem (y Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G
— Este es el texto donde Jayem expone los comienzos de su aventura con Jeshua, y por tanto se nos familiariza bella y amenamente con su historia y con sus problemas como canal y como persona. También contiene palabras de Jeshua en comunión con Jayem.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua en comunión con Jayem para el “despertar espiritual”, con 12 lecciones que han de seguirse mes a mes de la manera que indica en sus sugerencias para el estudio.]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

Capítulo 1

Cada uno de vosotros
está aquí por una sola razón:
constatar la Verdad
y volver de nuevo al Hogar.

 

20 de julio de 1987

“¿Estás bien?”, preguntó Kendra.

“¿Eh?” Por un momento giro mi cabeza y la miro, igual de rápido que aparto de nuevo la mirada. “Sí, estoy bien”, balbuceo poco entusiasta, hundiéndome de nuevo en el sofá, y dejando caer mis pies sobre el baúl de mimbre que sirve como mesita de café.

Inclinándose hacia delante, Kendra toma su taza de té, da un sorbo tranquilo, y entonces se detiene con la copa entre sus manos. “¿Estás seguro de que estás bien”?

No quiero hablar de ello. Sí, lo estoy… No, no lo estoy. Llevo todo el día descentrado. A regañadientes me doy cuenta de que, después de todo, ver la televisión no va a solucionar nada. La tecnología me ha vuelto a fallar.

“Tuve un, eeeh, una experiencia muy interesante durante la meditación esta mañana. Supongo que me está preocupando un poco”.

“¿Un poco? ¡Eso es un eufemismo! No has estado realmente aquí desde que tu cuerpo atravesó la puerta hace en torno a una hora!” Ella deja su copa y se recuesta, girándose suavemente de modo que pueda mirarme de forma directa. Esta vez, no va a dejar que me escape. Leer el resto de esta entrada »

Las cartas de Jeshua. Prefacios y nota. Jayem (y Jayem en comunión con Jeshua)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Estas notas introductorias al libro donde Jayem expone los comienzos de su aventura con Jeshua, nos familiarizan bella y amenamente con su historia y sus problemas como canal y como persona.
— Este libro (Las cartas de Jeshua) puede servirnos como introductorio a La vía de la maestría, cuyo primer libro, La vía del corazón, ya he traducido para el blog. Este último texto, La vía del corazón, es un camino diseñado por Jeshua para el despertar espiritual, con 12 lecciones que han de seguirse mes a mes de la manera que indica en sus sugerencias para el estudio.
— Para más información, ver índice de entradas, puntos 6 y 2G]

____
__

Las cartas de Jeshua

(un singular encuentro con Jeshua (Jesús))
Jayem

 

Una nota para el lector

Notarás que mi nombre en este libro es Marc. Durante los pasados años ha sido Jon Marc. Mis amigos me llaman Jayem, que es el nombre que prefiero, ¡por mera simplicidad!

¿Por qué el cambio?

De niño, y durante mucho tiempo en mi vida adulta, mi nombre fue Marc. Sin embargo, siempre he sentido —incluso de muy joven— que el nombre era de cierto modo incorrecto, y que debía ser Jon. Y sin “h”, ¡por favor!

A mitad de los años 90 —a resultas de una exploración profunda de lo que comúnmente se denomina “la sombra”, incluyendo un trabajo intensivo de nacimiento y útero— añadí “Jon”. El resultado fue inmediato, y se dio un cambio fuertemente visceral, un movimiento hacia un sentido más profundo de plenitud.

Cuando anuncié esto a mi madre, me dijo —cuando siquiera pudo balbucear algo, tras quedarse asombrada— que los nombres que en un principio se escogieron para mí y mi hermano gemelo fueron Jon y Marc. Leer el resto de esta entrada »