Archivo para la etiqueta ‘percepción

El significado de “reencarnación”… y ser “creadores” (en torno al libro de Urantia y a Seth)   Leave a comment

[Este texto en formato audio, para escucharlo aquí o para ir a descargarlo:
Ir a descargar ]

flor

1. El significado de “reencarnación”

1.A. Situando el problema: el mundo al revés: cuerpos-holograma; interpenetración
1.B Situando el problema: apunte sobre los tipos de muerte
1.B.a. Breve nota sobre un aspecto de “lo material”
1.C. La pulsación en los espíritus-mente de la Ministra y otros temas básicos
1.D. El problema de “aceptar” la reencarnación en tanto que aceptar el alma; la expansión de la consciencia como creación de distintos regímenes de “aceptación de los eventos internos”
– Notas

2. Ser “creadores”

___
_

1. El significado de “reencarnación”

Quizá lo más importante del concepto de la “reencarnación” es su carácter práctico.

¿Por qué?

Porque si nos permitimos explicar de alguna manera lo que verdaderamente significa “reencarnación”, entonces se explicará “científicamente” por qué experimentamos algunas de las reacciones “absurdas” que tenemos ante personas concretas que puede ser que casi ni conozcamos.

Y esas reacciones son tanto para “bien” como para “mal”, pues a una persona desconocida la podemos percibir en un momento dado claramente como alguien que nos resulta muy fácil de tratar… o bien lo contrario, como literalmente alguien que “no soportamos”.

1.A. Situando el problema: el mundo al revés: cuerpos-holograma; interpenetración

Imaginemos “el mundo al revés”, es decir, el mundo desde la mente, desde lo invisible.

Entonces tendríamos que empezar a concebir que todos somos cierto tipo de “hologramas”, por mucho que nuestro cuerpo, nuestro tipo de cuerpo, nos parezca ahora muy “pesado” y muy dependiente de su historia… tan asociado como está a los elementos “inertes” y a una línea de tiempo.

Entonces, el concepto de “materia” sería solo lo que nos decimos entre nosotros aquí, nosotros, que al estar tan identificados con la densidad de los cuerpos… proyectamos nuestras ideas sobre todas las cosas… ya que realmente seríamos esa especie de hologramas que no experimentamos en tanto que hologramas, ya que nos parecen muy definidos, con tantos detalles.

Imaginemos que en vez de un cuerpo fuéramos una especie de campo que “crea” lo físico, y donde constantemente se están individualizando hologramas-cuerpos, y de entrada el “nuestro”.

Ese campo estaría además totalmente interpenetrado con los demás campos invisibles de todas las demás “cosas” que parecemos ver.

Y en gran medida podríamos empezar a considerar que en último término es esa interpenetración lo que vuelve posible la existencia, en el mundo externo, de toda esa gran cantidad de detalles que vemos en la composición de las cosas y de los cuerpos… de sus historias… en el sostenimiento de las relaciones entre las cosas y las aparentes causas y efectos que vemos fuera… en las historias personales e impersonales de todos los cuerpos que parecen estar fuera de nosotros.

El hecho de que nuestra entrada, en este mundo de hologramas físicos, esté tan casi absolutamente restringida a consistir en nacer a través de un cuerpo, el de una madre…, no quiere decir que la verdad sobre este mundo la tengamos nosotros y nuestras ideas y distorsiones en forma de ideas y conceptos (por eso existen las revelaciones).

En realidad, nuestro cuerpo-holograma sería simplemente un canal para que surja aquí “fuera” la expresión de unos patrones internos a nuestra mente… en una especie de experiencia que en esencia no es física. Esa experiencia podríamos decir que de alguna manera creemos que necesitamos vivirla… o que necesita ser compartida o revisada aquí, o en algún otro sistema de realidad. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

El espíritu y lo animal. La base animal para las inevitabilidades humanas. Reconfigurando la dualidad material/espiritual (en torno al libro de Urantia)   Leave a comment

[Este texto leído… en formato audio:
Ir a descargar]

parque

[En este texto tenemos en cuenta o utilizamos, entre otras cosas, El libro de Urantia, Seth y Jeshua o Jesús. Al libro de Urantia lo llamamos ELU; utilizamos lo que se llama “traducción europea” de ese libro (ver urantia.org), y los números que a veces hay en este texto remiten a las partes de ese libro donde se habla de lo que estamos tratando. Por ejemplo el número 42:12.14 remite al párrafo 14 del apartado 12 del documento 42 de ELU.
(Si se quiere ver un texto anterior, en esta web, sobre ELU, y que sea relevante o anticipe un poco lo que aquí decimos, ver este.)]

Este texto a continuación es para tratar sobre la separación entre lo “material” y lo “espiritual”*.

Diciéndolo rápidamente, esa es una separación muy profunda, pero que hay que entender muy bien, pues “lo material” no es simplemente “una cosa tonta” y lo “espiritual” simplemente “una cosa inteligente y maravillosa”.

Para mí es muy instructivo situar esta cuestión en torno a los animales, en torno a “lo animal”… debido a que de cierta manera “materializamos” o “desespiritualizamos” demasiado a los animales (o, por decirlo de otra manera, “los materializamos mal”).

Y para situar la cuestión ahí podemos hablar simplemente de esa sensación de “dolor” que nos puede producir la visión de los animales cuando se matan entre sí para comerse.

Una revelación, como ELU, nos da una herramienta para saber dónde radica realmente la diferencia entre el mundo animal y el humano.

Esa diferencia tiene que ver con la dimensión de lo invisible, la del espíritu… de la cual podemos decir -como se dice desde siempre, en las revelaciones en un planeta como este…- que de hecho es la realidad creadora o arquitecta.

En nuestro mundo humano… ¿qué es lo primero que se nos viene a la cabeza, y que tiene que ver con lo invisible, lo inmaterial?

Son los conceptos, pero por ejemplo unos conceptos que son muy prácticos, por así decirlo, como la valentía o el altruismo.

Parece claro que estos conceptos pueden tener una base animal, y quizá muchas personas a bote pronto pensaríamos que la valentía que vemos en los animales es simplemente la misma valentía que la que expresamos los humanos, y que el “altruismo animal” es en esencia igual que el humano… ya que por ejemplo una madre animal se comporta de forma “altruista” con sus cachorritos –si empleamos ese adjetivo, “altruista”, de forma flexible, claro.

En nuestra atmósfera cultural, que es a menudo tan extremadamente “laica”… no queremos saber nada sobre “el espíritu”, así que para empezar quizá de entrada mucha gente piense cómo acabamos de expresar arriba, con lo que acabamos de decir sobre la valentía, el altruismo, etc.

Y las revelaciones sirven en parte para ayudar a intuir y a “sentir” dónde radica la diferencia.

Así que haremos todo esto utilizando la revelación, es decir, “con mucho avanzado” ya en cuanto a las definiciones mínimas que necesitamos para hablar de “espíritu”.

Mucha gente no solemos contemplar a los animales “con el espíritu”, es decir, y por decirlo para empezar de manera sencilla… en tanto que son una manifestación neutral de un “impulso” o una serie de impulsos puros, “inocentes”.

De este “impulso animal”… ¿qué podemos decir? Constatamos claramente que de alguna manera controla los cuerpos, es decir, controla lo material de los cuerpos… y lo llamamos “instinto”. Leer el resto de esta entrada »

Un nuevo modo de vivir entre formas. Nuestro nuevo modo de vivir en el mundo. Ser seres espaciales, de “espacio que acoge”   Leave a comment

orquídeaComprendernos como espacio:
repasando
Un curso de amor, Diálogos, Día 12
__

Un nuevo modo de habitar el mundo

__

¿Cómo entendemos la Consciencia en acción, la consciencia de la unidad de amor (“consciencia de Cristo”) en acción?

La “espiritualidad” sabemos que sobre todo no es un asunto de meras palabras 🙂 , de meras “buenas intenciones”…, sino que apunta a otra forma real de habitar el mundo, como seres de “Consciencia”.

Para familiarizarnos con esto tenemos el curso de amor.

En él, la voz de nuestra Unidad de Amor ha ido invitando a esa especie de “consciencia universal”, en la estela del curso de milagros. Y aparte del curso de amor podemos reforzar todo esto con por ejemplo Walsch, Jayem, etc.

Ahora comentamos aquí, a placer, acerca de cómo hay una especie de “nuevo modo de habitar en el mundo”… ahora… en este “tiempo” o época que estos cursos llaman a veces “el tiempo de Cristo”.

Vamos a dar un salto en nuestro repaso del curso de amor, al ir mentalizándonos con un nuevo modo de habitar entre las formas.

Solo nuestro apego a lo impermanente hace que nos dé miedo el cambio total en nuestra relación con las formas del que aquí hablamos (un cambio que depende muy directamente del hecho de que nuestra vida es eterna, como “Vida”).

Este cambio no necesita del trance de “la muerte”, y esta posibilidad de asumir el cambio en vida hace que la vida eterna pase a ser mucho más que un concepto, como habrán reconocido en vida todos los “maestros”.

Sabemos que para alcanzar esa enorme etapa creativa que en realidad se da cuando “morimos”, ya no nos hace falta tal “morir”, sino aceptar una nueva manera de vivir entre las formas durante la vida física…, una “resurrección” ya aquí y ahora… y que depende de una aceptación en vida de ese “núcleo de amor” en nuestro ser más allá del tiempo.

Así que en esta entrada del blog aquí abajo hago un comentario de esa breve parte central del tercer libro del curso de amor (“Los Diálogos”).

En esa parte, se describe la nueva “visión” sobre nosotros mismos como seres de “consciencia”, de “espacio”, es decir, se describe de cierto modo nuestra “percepción verdadera”.

Usamos la metáfora del espacio, pero, como pasa siempre con el lenguaje y sus figuras… no nos vale… pues el lenguaje en general no vale, ya que deriva de la percepción, y nosotros “no somos percepción”, sino que la incluimos.

Somos el Ser del cual surge el universo… y el “problema” aquí es que lo somos “en Unidad”.

Y por ello se nos dan tantas y tan diferentes pistas e invitaciones, con o sin palabras, a nuestra futura aceptación de la Unidad, y para poder CREAR desde un espíritu más de transformación que de mera evolución. Leer el resto de esta entrada »

Lo transicional, II (pensando el limbo con el libro de Urantia)   Leave a comment

imagen corazón en círculoEste texto complementa en parte el primero que hice: Lo transicional I, así como tiene un poco en cuenta otro texto elaborado por David Carrera, y que traje a mi blog aquí con su permiso: Almas en la frontera.

___
_

 

Índice:

– Sin problemas con las supersticiones
– Papel de las revelaciones
– Muerte lenta “del espíritu”
– ¿Manipulación sana del alma?
– Terapias, nuestra identidad y los valores
– Una cuestión sobre ángeles: cuestión sobre el alma
– ¿Qué hay entonces de la personalidad?: los retenidos, y un concepto ampliado de “ayuda”
– Así que… pequeña conclusión sobre los fenómenos transicionales
– La separabilidad de la Mente
– Nuestro condicionamiento: sentidos interiores y visiones como percepción “más directa”
– Es imposible “comprendernos” como mente… además de que no nos gusta que nos toquen la identidad

___
_

 

Sin problemas con las supersticiones

Para lo que más me gusta la revelación “de Urantia”, o para lo que me parece tan “útil”, es para usar su marco conceptual a fin de lograr una integración coherente de todos los “fenómenos”… pues, como sabemos, el problema no es que exista o no exista lo “raro”, las apariciones, etc. (lo que nos dio pie a veces a reforzar nuestro espíritu supersticioso), sino que el único problema es el del propósito de cualquier cosa.

Así, en este sentido, quizá a veces necesitamos jugar, con una mente receptiva, y con marcos conceptuales, y cierta “revelación personal”… para con todo ello poder hacernos a la idea de “cosas más viejas que la Tierra” –como esa fase morontial del ser… y sus mezclas posibles con esta que aquí parece “hegemónica”.

El problema con las supersticiones es el “espíritu supersticioso”… y no los fenómenos en sí… ya que la realidad supera cualquier ficción… y los fenómenos “raros” y las mezclas que deben ser experimentables, en el universo, deben ser infinitas.

Papel de las revelaciones

No hemos de dar por entendido lo que significa “la muerte”.

En realidad, con el tipo de comprensión que tenemos aquí, el “sentido común” sobre lo que significa “los que están muertos” no es claro (una vez que nuestra comprensión se ve sacudida mucho o poco por una revelación cualquiera). Leer el resto de esta entrada »

El uso evolutivo del hecho llamado “fantasma”. Deshaciendo malas lecturas posibles en torno al Libro de Urantia   Leave a comment

imagen corazón en círculoNuestro objetivo será hablar de algo obvio… ya que el hecho de cómo la humanidad ha usado un fenómeno (“fantasmas”)… es independiente de la realidad o irrealidad de ese fenómeno.

El fenómeno “fantasmas”, “espíritus”, lo habríamos usado, el ego humano lo habría usado, para “socializar” el miedo… para justificarlo, proyectarlo en común sobre cierta noción… y así, con este miedo socializado, poder entender y relacionarse con el misterio, con lo desconocido y la casualidad… y así, poder crear la “pre-religión”… la religión evolutiva… y las formas sociales.

Esto no es incompatible con el “hecho en sí”, con los fantasmas como proyecciones de la mente, de esa mente que somos al final en Unidad.

Ese hecho es que “los fantasmas”, en gran medida (los más fantasmales, que no cumplen claramente con misiones “de Luz”)… serían proyecciones “debidas” a ciertos “bucles”, bucles donde la mente se puede quedar algo “encasquillada”… expresando con más o menos “consciencia”, más o menos repetitivamente, algo.

Así que nunca se trata -ni en estos libros ni en ninguno- en el fondo de atacar “creencias falsas” de forma aislada… una a una… pues las creencias fabrican mundo.

Es decir, dicho rápidamente, nunca las “creencias falsas” o erróneas sobre la naturaleza de nuestra realidad son “totalmente falsas”, pues nunca una creencia está aislada ni por tanto es “falsa” ella sola en sus efectos (pues si son “falsas”, lo son todas por igual… empezando por la creencia “Reina” en este nuestro planeta, un planeta que se quiso tan “perdido”: la creencia en que somos el cuerpo).

Hagamos una especie de introducción más general, antes de seguir con el tema “fantasmal” 🙂 .

Vivimos en una época de revelación “religiosa” que es digamos definitiva… a la hora de revelar nuestra realidad (contenida en esa invitación “guinda”, que fue dada en forma de “cursos” por la Voz que habla por Jesús de Nazaret).

Sabemos que estamos proyectando universo (y aunque parezca mentira, cada mente el suyo, aunque todos se parezcan tanto entre sí). Leer el resto de esta entrada »

¿Qué hace hoy el “Ego” megalómano-tecnológico en su aparente huida imposible de la Luz?: “dispositivos”   Leave a comment

imagen corazón en círculo

Índice:

Son notas “sobre” los textos de Tiqqun
Dualidad y dispositivos
Igual que el lenguaje
El lenguaje, la separación

___
_

 

Esto son notas “sobre” los textos de Tiqqun

Tiqqun era el nombre de una revista que salió en Francia, en dos números, con una especie de teoría insurreccionalista que a veces rozaba cosas digamos que “muy espirituales”… así como también cosas que ya no asumo.

Entre otras cosas, fue con ella, leyéndola como podía y traduciendo algunas cosas -como el texto del que hablaremos (de los dispositivos)…- fue con ella con lo que entre otras cosas acabé terminando en la “pura espiritualidad” 🙂 …, en esa “espiritualidad” donde aprendemos que, de entrada, todo esto es una especie de juego y “Matrix”, donde el sufrimiento es una creencia (¡ay! 🙂 ) … y donde más vale tomarse todo menos en serio… para empezar.

Aunque Tiqqun tenía precisamente un modo de ver las cosas así… una “mirada experimental” sobre el mundo tecnológico… que a veces sirve para tomarse menos en serio justo eso… este mundo super-tecnológico que se nos pretende tan necesario y tan impepinable en su “progreso”.

La revista estaba escrita en un tono que a veces usaba los insultos directos… algo un poco lamentable por el contraste que hacía con la linda e inspiradora “teoría” práctica que mostraba.

Estos insultos alternaban, ya digo, con una teoría muy atractiva y a veces muy inspirada… seguramente muy arraigada en esa seguridad que nos da vivir mucho en y con la naturaleza…, teniendo un apoyo claro y sabio en la naturaleza, ese apoyo que, al parecer, por sistema, en este planeta un poco aberrante… ese apoyo del que todos nos olvidamos cada vez más aquí… cuando ya vivimos cada vez más en entornos absolutamente producidos… en mundos completamente “codificados”, donde para salir de casa tienes que apretar varios botones para que se abran puertas… y donde si quieres hacer tus necesidades has de pagar por todos lados… donde si quieres relacionarte tienes que estar “fichado” por Google en tu móvil a través de mil dispositivos electrónicos para que así puedas entrar en el mercado de los Datos sobre “ti”… que como poco se venden y se compran para modelar y rehacer los mercados… etc.

Algunos de los integrantes del colectivo que redactó la revista debió seguramente vivir casi desde siempre en la naturaleza, pero disponiendo siempre de una clara cultura y una cultura también “alternativa” (aparte de luego pertenecer al entorno okupa, etc.). Leer el resto de esta entrada »

Día 12. El Ser espacioso unido en relación. Los Diálogos de Un curso de amor   2 comments

imagen corazón en círculo[— Un curso de amor, compuesto de tres libros en inglés, en sus primeras ediciones, fue transmitido a Mari Perron, y publicado en el 2001. Aparte de esa edición en tres libros, será publicado en un solo volumen, en inglés, en el año 2014 o cerca de este.
— Para más información, libros en PDF, y listado de entradas, ver índice de entradas, puntos 4 y 5.
— Elijo publicar parcialmente los capítulos de este modo como método para elaborar tranquilamente, y acceder a, una traducción lo mejor posible de este maravilloso “nuevo curso de milagros”.
—  Sobre el uso del castellano en las traducciones y el modo de revisarlas o hacerlas, ver las notas en esta entrada que iré completando]

Los Diálogos de Un curso de amor

Día 12. El Ser espacioso unido en relación

12.1 Ahora escuchamos a los sentimientos. Ahora escuchamos a los sentimientos y entendemos lo que tienen que decirnos. Ahora escuchamos con un nuevo oído, el oído del corazón. Ahora reconocemos los pensamientos que querrían censurar a nuestros sentimientos, llamándolos egoístas, indiferentes o sentenciosos. Examinamos. Y constatamos que son nuestros pensamientos y no nuestros sentimientos los que son egoístas, indiferentes y sentenciosos. Constatamos ese espacio sagrado en que nos hemos convertido. Nuestro espacio es el espacio de la unidad. Es el espacio de la comodidad, porque a los pensamientos ya no se les permite gobernar. Leer el resto de esta entrada »