Archivo para la etiqueta ‘reencarnación

El significado de “reencarnación”… y ser “creadores” (en torno al libro de Urantia y a Seth)   Leave a comment

[Este texto en formato audio, para escucharlo aquí o para ir a descargarlo:
Ir a descargar ]

flor

1. El significado de “reencarnación”

1.A. Situando el problema: el mundo al revés: cuerpos-holograma; interpenetración
1.B Situando el problema: apunte sobre los tipos de muerte
1.B.a. Breve nota sobre un aspecto de “lo material”
1.C. La pulsación en los espíritus-mente de la Ministra y otros temas básicos
1.D. El problema de “aceptar” la reencarnación en tanto que aceptar el alma; la expansión de la consciencia como creación de distintos regímenes de “aceptación de los eventos internos”
– Notas

2. Ser “creadores”

___
_

1. El significado de “reencarnación”

Quizá lo más importante del concepto de la “reencarnación” es su carácter práctico.

¿Por qué?

Porque si nos permitimos explicar de alguna manera lo que verdaderamente significa “reencarnación”, entonces se explicará “científicamente” por qué experimentamos algunas de las reacciones “absurdas” que tenemos ante personas concretas que puede ser que casi ni conozcamos.

Y esas reacciones son tanto para “bien” como para “mal”, pues a una persona desconocida la podemos percibir en un momento dado claramente como alguien que nos resulta muy fácil de tratar… o bien lo contrario, como literalmente alguien que “no soportamos”.

1.A. Situando el problema: el mundo al revés: cuerpos-holograma; interpenetración

Imaginemos “el mundo al revés”, es decir, el mundo desde la mente, desde lo invisible.

Entonces tendríamos que empezar a concebir que todos somos cierto tipo de “hologramas”, por mucho que nuestro cuerpo, nuestro tipo de cuerpo, nos parezca ahora muy “pesado” y muy dependiente de su historia… tan asociado como está a los elementos “inertes” y a una línea de tiempo.

Entonces, el concepto de “materia” sería solo lo que nos decimos entre nosotros aquí, nosotros, que al estar tan identificados con la densidad de los cuerpos… proyectamos nuestras ideas sobre todas las cosas… ya que realmente seríamos esa especie de hologramas que no experimentamos en tanto que hologramas, ya que nos parecen muy definidos, con tantos detalles.

Imaginemos que en vez de un cuerpo fuéramos una especie de campo que “crea” lo físico, y donde constantemente se están individualizando hologramas-cuerpos, y de entrada el “nuestro”.

Ese campo estaría además totalmente interpenetrado con los demás campos invisibles de todas las demás “cosas” que parecemos ver.

Y en gran medida podríamos empezar a considerar que en último término es esa interpenetración lo que vuelve posible la existencia, en el mundo externo, de toda esa gran cantidad de detalles que vemos en la composición de las cosas y de los cuerpos… de sus historias… en el sostenimiento de las relaciones entre las cosas y las aparentes causas y efectos que vemos fuera… en las historias personales e impersonales de todos los cuerpos que parecen estar fuera de nosotros.

El hecho de que nuestra entrada, en este mundo de hologramas físicos, esté tan casi absolutamente restringida a consistir en nacer a través de un cuerpo, el de una madre…, no quiere decir que la verdad sobre este mundo la tengamos nosotros y nuestras ideas y distorsiones en forma de ideas y conceptos (por eso existen las revelaciones).

En realidad, nuestro cuerpo-holograma sería simplemente un canal para que surja aquí “fuera” la expresión de unos patrones internos a nuestra mente… en una especie de experiencia que en esencia no es física. Esa experiencia podríamos decir que de alguna manera creemos que necesitamos vivirla… o que necesita ser compartida o revisada aquí, o en algún otro sistema de realidad. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

La objetividad en la traición a uno mismo: yoes probables. Impredecibilidad   Leave a comment

Probabilities can be Calculated por Alotta Ada, en Flickr

[La división o separación: cierto sentido de nuestro proceso de “integración” teniendo en cuenta a Seth y las probabilidades.
Nota sobre impredecibilidad, Seth y UCDM
(comentando a Seth en «The “Unknown” Reality»).]

Índice:
– introducción
– traición
– división
– impredecibilidad
– Conclusión

Introducción
Seth sienta las bases —bases de lo que serán sus meras sugerencias para cambiar o ampliar nuestra estructura de creencias— en sus dos primeros libros: La eterna validez del alma, y, La naturaleza de la realidad personal [enlace a éstos, y otros 2].

En este último (en castellano “Habla Seth III: la naturaleza de la realidad personal”), Seth machaca sobre la importancia del libre albedrío, pues siempre tenemos todos por igual el punto de poder en el instante presente, ya que en él se intersectan, se encuentran, todas las realidades (y esto es algo tremendamente diverso).

Así que en los siguientes textos (como The “Unknown” Reality que llamaremos UR)…, igualmente prácticos, y que dictó Seth en la década de los 1970…, y que aún no parecen estar traducidos al castellano…, cada vez dará más detalles, poco a poco, no muchos… pero sobre todo previniéndonos antes, de cierto modo, de que no nos olvidemos de nuestro libre albedrío.

En el fondo todos los detalles, todas las “tomas de consciencia” acerca de lo que “parece estar pasando”…, nos van a dar un poco igual mientras nos conectemos al presente y escuchemos “hacia dentro”, ampliando ese diálogo que en realidad nos constituye, un diálogo con nuestro “ser interior”, con ese ser que es más sabio que nosotros como “egos”.

Este diálogo es gozoso, y funciona también como una especie de guía. Y en ese tal diálogo fructífero puede convertirse cada vez más lo que llamamos aquí “vida”.

Hablamos entonces sobre “magia”, algo de lo que últimamente está de moda hablar, al parecer (que es algo, como sabréis, muy viejo). Aquí entran esos aspectos u observaciones simples que surgen cuando se comenta sobre “la ley de la atracción”, o quizá cosas quizá más sintético-abarcadoras, como los pasos de la magia, o las versiones que hay para las “leyes espirituales”, etc.

Desde esa cierta visión más amplia de la “realidad”, esa que tendría Seth… nuestro mundo es —tal y como dice Un Curso de milagros (UCDM), visto de cierto modo— nuestro mundo es algo terrible, porque todas las posibilidades se dan, ocurren (!).

Es decir, en algún punto de vuestro presente, que ahora es pasado, esa vuestra “realidad más amplia”, esa vuestra identidad más amplia en el universo… ha podido verse obligada a fabricar otro yo probable con el que en el fondo estáis conectados, y que por ejemplo quizá haya matado a alguien… o ha podido suicidarse, etc.

¿Cómo es que ocurre esto? ¡Porque lo que manda aquí son nuestras creencias, intenciones, propósitos, resoluciones, sentimientos! Se nos sirve lo que queremos, como niños muy mimados: ¡si creemos en la escasez, en que es posible morir, etc. etc., todo eso se nos da, nos lo damos, desde hace aparentes “millones” de años!

Es decir, que si en cierto momento hemos tenido mucha intención de hacer o conseguir algo, y, en esta realidad, no ha ocurrido, entonces, sencillamente dice Seth que de forma automática todo eso es fabricado, y muy objetivamente, con una realidad tan objetiva como la que ahora vemos ante nosotros (!).

Es decir, en ese momento se da una intersección entre probabilidades, una separación entre yoes probables.

Todas las posibilidades son llevadas a cabo en realidades probables, paralelas, y están ocurriendo u ocurrieron (¡imaginad la cantidad de veces que la gente siente por ejemplo que quiere morir! Luego… ¡imaginad entonces la cantidad de veces que han muerto 🙂 !).

Pero cuidado, por eso Seth advirtió sobre el libre albedrío: esto no puede servir para deprimirnos más, sino más bien para reírnos de todo, con el universo. No puede servirnos para darnos “razones” para elegir más culpa, más ataque…, en este presente abierto de cada momento, completamente abierto. Que esto no nos sirva, pues, para aumentar nuestra fe ciega en el esquema causa-efecto… que a veces nos hace pensar que “no podemos hacer nada” porque, digamos, “un yo probable hace o hizo tal cosa”… o debido a que en “otra vida de encarnación fuimos tal otra cosa”.

El material de Seth, así como otros, simplemente nos puede servir para darnos cuenta de la completa demencia en la que se basa, por un lado, este mundo de la separación (¡y hay alternativa a esto!).

Es fascinante el análisis que hace Seth (en UR) de la realidad probable de la pareja que hacían Jane Roberts (la mujer a través de la cual dictó los libros y entabló las sesiones)… y su marido Robert F. Butts.

Con ese cierto análisis expansivo, Seth va dando ejemplos sobre lo que nos puede ocurrir en cuanto a las relaciones con nuestros yoes probables… y sobre qué pueden estar significando ellas en nuestras vidas… —por las comunicaciones entre sus “energías”, capacidades, propósitos.

Es decir, Seth da algún ejemplo de interpretación de nuestra realidad, presente, en relación a las probabilidades, a nuestros yoes probables, a las Tierras probables, etc.… que recordemos, como él dice, de hecho existen ahora en paralelo a todos nosotros… y que Seth se supone que “ve”, hasta cierto punto.

Los yoes probables son un aspecto distinto de por ejemplo nuestros seres de encarnación. Estos últimos, como imaginaréis, son seres que, simultáneamente a nosotros —visto desde la perspectiva de Seth— estarían “viviendo” otras vidas —pongamos que en siglos lejanos— y con los cuales también resonamos de forma natural (aunque, como siempre, la comunicación nos dé miedo… ya que eso es el ego, miedo, miedo a la unión…, miedo a verse como mentes ya unidas, como ya todos unidos con un solo propósito: despertar).

La traición
Así, cuando os traicionáis a vosotros mismos y no hacéis algo que queríais hacer… a veces otro yo probable se está llevando literalmente esa energía.

Por tanto, la falta de energía que quizá podáis sentir, a veces tendría una cierta objetividad donde plasmarse. Es decir, hay una objetividad de nuestras auto-traiciones si tenemos en cuenta lo que dice Seth sobre yoes probables, esos que quizá se hayan llevado “el premio” tras la mucha energía-emoción que quizá se puso en algo que luego “no nos salió”.

Quizá lo habéis sentido así alguna vez, quizá habéis sentido al ego, quiero decir, con su sistema de “quien gana hace perder a otro”… cuando habéis sentido que algo “se os llevaba la energía”, que a vosotros os tocaba el papel de “pringados” :).

Leer el resto de esta entrada »