Archivo para la etiqueta ‘religión

Nueva serie de comentarios de El libro de Urantia: sin humor, no hay Dios :)   Leave a comment

Botón para escuchar el tercer audio de esta serie:
Enlace para escucharlo en ivoox.com

babosa

Una babosa (de la que no pretendo reírme… bueno… quizá un poco sí 😛 )

El que enlazo en la cabecera de este texto es la tercera entrega de esta nueva serie de audios, o “podcast” (un programa), sobre la revelación de Urantia.

Iré enlazando todo esto como siempre en el índice correspondiente, que en este caso es el número 9 de esta web.

En esta serie iremos tratando a veces informalmente sobre las ideas (y enlazándolas) que aparecen en ELU.

Y otras muchas veces nos ponemos lógicamente más serios.

En esta tercera entrega contextualizo un poco este tercer documento (o capítulo) de ELU, dentro de lo ya dicho en los anteriores.

No se trata de una lectura exhaustiva (ya que para eso tenemos un audio aparte, para cada documento, que también enlazo en el índice 9), sino que, como mucho, a veces leo algunos pedazos del texto para comentarlo.

Espero hacer, para cada documento o capítulo de ELU, una larga serie de comentarios y de audios (sobre cada uno en particular).

En esta tercera entrega aludo también a otro texto y audio –del que estoy bastante contento– que hice para hablar sobre los animales, es decir, sobre “el espíritu y lo animal”.

En él “entendíamos” el contexto terrestre de nuestra experiencia y la relación “espiritual” que continuamente nos sostiene y que de alguna manera particularizamos y expandimos como humanos (idealmente).

Que tengan una feliz individuación de Dios 🙂

 

 

Anuncios

¿Para qué sirven los libros y cursos que divulgamos aquí?: el curso de milagros, el de amor, el de la maestría… (H. Schucman, M. Perron, Jayem…)   Leave a comment

(Enlace a este audio en ivoox)

AdelfaEste breve texto (que también podemos escuchar en audio desde aquí mismo o en ivoox) es una invitación en dos partes.

Y por cierto, esta invitación sirve como celebración de que pronto van a salir “al mercado” 🙂 versiones oficiales de algunos de estos cursos o libros que aquí divulgo y a veces traducimos o revisamos:

1. Ampliando nuestro ser

2. Reuniéndonos con esa ampliación

___

1. Ampliando…

Mirad qué simple es todo.

Y es que en gran medida “lo espiritual” se va a sacudir ese aura de “antinatural”, de “raro”, o de cosa “poco normal”… ya veréis…

Y se va a sacudir ese aura pese a tanto dinero y esfuerzo que hemos empleado y seguimos empleando los humanos en hacer por ejemplo muchas películas y sistemas educativos que invitan a que este tema no sea simplemente lo natural.

Solamente hay dos opciones cuando dejamos el cuerpo atrás, es decir, tras eso que en general llamamos “muerte”, y que para muchas personas significa ya “transición”:

a. O bien es eso, una transición, y entonces queda algo de nosotros… algún tipo de “esencia personal”… después de “dejar el cuerpo”;

b. O bien no hay nada.

¿Por qué motivo nos decantaríamos por la primera opción?

Hay muchos motivos por los que al final nos decidimos por ella (una opción a la que parece que cada vez menos gente nos cuesta abrirnos de forma explícita):

– por simple “deportividad” 🙂 , es decir, a modo de hipótesis para jugar con ella… o de hipótesis a “probar”… si abrimos nuestra mentalidad.

– por haber sentido o percibido ya pruebas o sensaciones que nos hacen decantarnos por esa opción, y ya sea que las hayamos sentido en nosotros mismos o en los demás –pruebas que sean suficientes para nosotros, y que tienen que ver con distintos tipos de ampliaciones de nuestra “percepción”, sensaciones, etc.–.
(de hecho hay gente que “viene a este mundo” y más bien lo que intenta hacer o lo que tienen que hacer es evitar este contacto natural profundo con su ser… aun teniéndolo muy fácil y muy presente… en tanto que facilidad para experimentar cambios en la percepción… unos cambios que para los demás quizá son menos habituales.)

– por mera intuición… etc.

Una vez aceptada más o menos claramente esa primera opción, hemos abierto el paso a una ampliación del reconocimiento de lo que somos… del reconocimiento que podemos tener de lo que quizá somos (de lo que somos más “global” o “ampliamente” hablando).

Y entonces… vamos a la parte 2.

2. Reuniendo…

Una vez que estamos metidos “en el camino”… “en vereda”… tal como se hace en varios de nuestros queridos “cursos”… intentemos ir más allá de los variados nombres que le podemos dar a aquello con lo que nos estamos reuniendo si aceptamos esa especie de “ampliación de nuestro ser”.

Eso que diríamos que “queda” tras abandonar el cuerpo lo vamos a llamar “Yo ampliado” y a veces simplemente “Yo” con mayúsculas, por ejemplo.

(Y por cierto, esta referencia a “la muerte” es una forma de hablar rápida… pues en realidad ese Yo, por lógica, ya estaría aquí… aquí mismo… y entonces, nombrándolo así, con definiciones así (“lo que queda tras”…) nos quedamos claramente cojos.)

Lógicamente lo normal es que nosotros en principio NO nos relacionemos con las personas y con el mundo sintiendo claramente ese Yo ampliado, es decir, lo normal es que “no nos relacionemos desde ese Yo”.

Y precisamente se trata de eso, en cualquier curso o camino espiritual de los que tratamos aquí y que son “completos” o “vías completas”: se trata de normalizar algo que en realidad podría ser lo natural. Leer el resto de esta entrada »

La bondad en El libro de Urantia y una breve reflexión sobre las criaturas intermedias   Leave a comment

[Este texto leído… en formato audio:
Ir a descargar
]

pradera y árboles

En este texto se trata de reunir algunos puntos de El libro de Urantia (ELU) donde se habla del concepto de bondad.

Los números indican el documento, el apartado y el párrafo de dicho libro. Por ejemplo: 32:2.1 es el documento 32, apartado 2 párrafo 1.

Además, como “caso práctico” especularemos muy brevemente sobre las “posesiones mentales” que eran o que son capaces de hacer por ejemplo las criaturas intermedias (unas “posesiones” que en esta era ya son solo de tipo “beneficioso”). Hay que tener en cuenta además que nosotros, en lo que podríamos llamar estado “desencarnado”, cuando hemos terminado el ciclo de reencarnaciones… nosotros… también seremos capaces de hacer, de cierta manera, ese tipo de “posesiones”, pues nuestra mente es una unidad con todas las demás.

El tipo de criatura comentado, la intermedia, lo presenta ELU y habla de él en varios documentos; es una especie de ángel pero que, por así decirlo, es más “material” que un ángel, ya que surgió en la experiencia terrestre mediante la unión mental no-sexual realizada por parejas de seres “semihumanos” o “superhumanos” cuando estaban materializados en este planeta para realizar las misiones normales de las que habla ELU y que, como misiones, está previsto que acompañen o guíen durante milenios a la consciencia humana que habita un planeta en “evolución” espiritual.

Lo que comentaremos aquí es simplemente para invitar a aportar reflexiones sobre todo ello (sobre todo acerca de la bondad), y a modo de invitación a ELU.

Para empezar, tenemos las siguientes citas básicas, donde subrayamos en negrita lo que será más importante para el comentario:

«0:1.17 La divinidad es comprensible para las criaturas como verdad, belleza y bondad. […]
» 1:7.3 El concepto de la verdad quizás podría concebirse separado de la personalidad, el concepto de la belleza puede existir sin la personalidad, pero el concepto de la bondad divina solo es comprensible en relación con la personalidad. […]
» 56:10.20 Para el hombre finito, la verdad, la belleza y la bondad abarcan la revelación completa de la realidad de la divinidad. […]
» 103:9.10 […] El hombre alcanza la belleza a través de la verdad, y por medio del amor espiritual asciende hacia la bondad. […]
» 195:7.4 Los valores paradisiacos de eternidad e infinidad, de verdad, belleza y bondad, están
escondidos dentro de los hechos de los fenómenos de los universos del tiempo y del espacio. Pero es necesario el ojo de la fe de un mortal nacido del espíritu para detectar y discernir estos valores espirituales».

La divinidad es pues una especie de relación “fundadora”. Y como dice la cita, para nosotros es comprensible como verdad, belleza y bondad.

Esas explicaciones iniciales se complementan por ejemplo con esta parte del documento 2:

«2:7.10 […] La verdad, la belleza y la bondad son realidades divinas, y a medida que el hombre asciende la escala de la vida espiritual, estas cualidades supremas del Eterno se coordinan y se unifican cada vez más en Dios, que es amor».

Y las siguientes citas también complementan las anteriores. En ellas aparece la Deidad del Supremo, que es de cierto modo lo que estamos ayudando a “crear” con nuestras aventuras de lo finito y en lo finito:

«28:6.21 Grandeza es sinónimo de divinidad. Dios es supremamente grande y bueno. La grandeza y la bondad no se pueden simplemente separar.
» 28:6.22 Ser grande es ser semejante a Dios. Y puesto que la calidad de la grandeza está totalmente determinada por el contenido de bondad, de ello se deduce que, incluso en vuestro estado humano actual, si a través de la gracia podéis volveros buenos, debido a ello os estáis volviendo grandes. Cuanto más contempléis constantemente y más persigáis insistentemente los conceptos de la bondad divina, más ciertamente creceréis en grandeza, en la verdadera magnitud de un auténtico carácter de supervivencia. […]
«117:1.1 El Supremo es la belleza de la armonía física, la verdad de los significados intelectuales y la bondad de los valores espirituales. […]
» 117:1.7 […] Dios Supremo es la verdad, la belleza y la bondad, ya que estos conceptos de la divinidad representan lo máximo que los seres finitos pueden concebir por experiencia».

La personalidad (citada en la frase del documento 1 que tenemos arriba) es lo más “sutil” o “elevado” que conocemos como humanos. Este es quizá el concepto central en ELU, y, como podemos ver convierte la bondad (divina) en un concepto muy importante.

Aquel párrafo 1:7.3 continúa así:

«Solo una persona puede amar y ser amada. Incluso la belleza y la verdad estarían separadas de la esperanza de la supervivencia si no fueran atributos de un Dios personal, de un Padre amoroso».

Entendemos esta última frase quizá así: todo lo bello y lo verdadero podría olvidarse por completo de lo que conlleva “sobrevivir”, sea lo que sea que eso conlleve… si no fueran ya los atributos de una personalidad amorosa, y en este caso infinita (y “personalidad infinita” es obviamente algo inefable para nosotros, que somos personalidades “ejerciendo” u “operando” en lo finito). Leer el resto de esta entrada »

¿Para qué sirven los mundos? Una clase elemental de espiritualidad/religión, con El libro de Urantia :)   2 comments

Ir a descargar

chopos-sol

(Otro artículo anterior de esta web, con “claves” sobre El libro de Urantia, es: «Dimensión semilla». Y en el índice dedicado a Urantia en este blog se pueden encontrar por ejemplo los enlaces a los audios del libro.)

Desde la primera página del capítulo 1 de El libro de Urantia (ELU) tenemos la respuesta a todas las cosas :).

¡Qué desfachatez!

Muchos de nosotros que íbamos por la vida,
dale que te pego,
paseando nuestra sufridora ignorancia… quizá por las familias,
… en esa vida familiar, y casi siempre como infantes maltratados… ya que los niños son maltratados salvajemente al menos de forma emocional (el tipo de maltrato más importante)…
… y luego más o menos como zombis paseamos por las escuelas (si hay suerte),
… los colegios (si hay más suerte),
… las universidades (si hay más “suerte” todavía… como dirían sobre todo los padres más “clásicos”… 🙂 ),
… los trabajos o empleos (que con suerte son no demasiado “sufridos” 🙂 )…
… sin embargo…
… vamos todo el rato sin poder y sin querer hablar de para qué sirven los mundos
(es decir, de “para qué estamos aquí”…)…

Y entonces, va, y resulta que un librito, en su mismísima primera página, te lo cuenta todo y te lo soluciona todo.

¡Pero si ni siquiera tiene sentido hablar de “propósito del mundo”!

¿Un propósito de todo esto? ¿Cómo?

¡Qué osadía! ¡Hablar de propósito, y de forma tan global!

¡Qué salvajes, qué sinvergüenzas son estos “ángeles”, y demás “gente” que ayuda a hacer estas revelaciones… durante toda la historia “humana”!

Pero es que así es la “espiritualidad”, o la “religión” –entendiendo que “religión” en el universo significa en el fondo lo mismo que “espiritualidad” (solo que en nuestro planeta hemos fabricado demasiadas distorsiones).

Y bien, los mundos sirven para tres cosas, solo para tres –y ahora las vemos. (Y son tres cosas que solo pueden ir en el orden dado.)

Por ejemplo, los mundos NO son para que nosotros “seamos buenos”…
… no son para “entretenerse”…
… ni para que “cuidemos a los demás”…
… ni para “disfrutar”…
… tampoco para quedarnos en la ignorancia, por ejemplo adorando la ilusión de la ignorancia…

Tachán tachán…:

Los mundos son… para… (página 1 del documento 1 de ELU):
– conocer a Dios,
– recibir el afecto divino,
– y amarle a cambio.

Y solo así es como podremos realmente “disfrutar”,
… o llegar a saber realmente qué es lo que conlleva “ser buenos”… “cuidar” a los demás… etc.

Y decíamos que el orden es muy importante.

No podemos recibir PERSONALMENTE el afecto divino si no conocemos primero a Dios. Leer el resto de esta entrada »

¿Celebrar España? María de Nazaret como maestra ascendida: Las profundas raíces espirituales mezcladas en nuestras “fiestas”   2 comments

paisaje, España central, invierno

Es imposible entender la historia de España y la llamada “hispanidad” sin María de Nazaret, ¿por qué?

¿Celebrar España?

Ayer era el día que llaman “de la hispanidad”.

En él, aparte de celebrar eso,
es curioso que se celebra también una posible aparición mariana,
una muy antigua,
la que se celebra como “el Pilar”.

En general, María de Nazaret está extraordinariamente presente en la religión tradicional de mi país,
y es esto quizá lo que a mucha gente nos parecía más extraño en esta religión.

María desata enormes pasiones,
y hay por cierto un arte precioso
que aún se produce en torno a la figura de María,
como por ejemplo gran parte del cante por saetas, en semana santa.

¿Por qué?
¿Qué pasa?

¿Simplemente “locura”?

La locura sería más bien pensar que eso podría ser solo una simple “superstición” o simple locura.

Hay algo muy grande detrás, muy fuerte… “subconscientemente” hablando.

Este fenómeno es igual de extraño que este otro hecho:
el que nuestro tiempo,
estos 2000 últimos años en occidente,
comiencen a contar a partir del año 0,
el año que más o menos nació un maestro espiritual, el hijo de María de Nazaret.

Qué curioso, es increíble, vaya conjunto de “símbolos”,
símbolos que, como ahora sabemos, tras tantos años que pasamos muchos en la “ignorancia espiritual”…
son ideas-creaciones mucho más importantes que lo que pueda denotar una mera discusión sobre los “mitos” frente a los “hechos”…
(ese tipo de discusión tan pasada de moda ya, en gran medida).

Y ocurre que,
si hubiéramos vivido esos hechos que se conmemoran,
que algunos solo llamarían “mitos”…
pero que son igual de reales que las apariciones marianas de hoy,
que literalmente cambian miles de vidas de personas, y la historia de países enteros…
si hubiéramos vivido hechos como los eventos que tradicionalmente se conmemoran estos días de fiesta,
(como el del 12 de octubre en España, “el día del Pilar”),
o si hubiéramos experimentado de cerca la vida de Jesús,
ese evento tan conmemorado…
también es muy posible que estuviéramos de acuerdo en conmemorar todo esto,
por lo alucinantes que también debieron ser las experiencias de hace dos milenios.

Es además muy curioso que lo que a veces se llama “sentimiento de nacionalismo”,
el que aparentemente nos separa tanto a los humanos,
pero que es a la vez un dato tan pasional que no podemos elegirlo así como así…
en tanto que es ese hecho de la tierra y la lengua natal,
ese hecho que nadie hemos elegido conscientemente…
y que por eso a veces nos une tanto…
ese sentimiento…
qué curioso es que haya sido mezclado con algo tan profundamente “espiritual”
como es este fenómeno de las apariciones de una maestra ascendida…
de María de Nazaret…
que literalmente “abre los cielos”,
que se sigue presentando así a tanta gente,
gente a la que le cambia la vida…
demostrando de paso que el universo es por cierto algo enormemente diferente de lo que creemos que es
(y por tanto siendo en parte, esos acontecimientos, literalmente, algo así como unos “experimentos o experiencias de “ciencia” enormemente avanzada” 🙂 … en la inmensa maquinaria cósmica del universo que parece rodearnos)…

Estas intervenciones de María fueron pues guiando la vida, como pudieron…
la vida o el devenir de esa nueva proto-religión que sería aquella predicación de los primeros apóstoles,
en el siglo I,
en muchos países ahora llamados “europeos”.

Y Jesús,
Jesús ya sabemos que, por querer, si pudiera elegir, no quería una “religión más”,
pero es inevitable que se distorsionara todo.

Aun así,
hay auténticas joyas culturales en el catolicismo,
así como en todas las demás religiones
— hay maravillosas inspiraciones en el arte, y con unas increíbles historias y personas que encontramos como perlas en el collar de esta tradición tan curiosa…

Así pues,
en el momento en que todo esto se mezcla cuando decimos “España”…
entonces
hablamos de una historia y de una cultura impresionantes.

Así que
lo que hay, lo que vibra…
cuando decimos “España”,
es algo increíblemente maravilloso,
además de increíblemente horroroso
(ya que eso es lo que nos traemos entre manos en general en esta dimensión, en este plano, el una Dualidad tan demencial…
al tener que purificar lo maravilloso, desde nuestro adentro… librándolo de lo horroroso al reconocer y abrazar este horror sin usar el simple rechazo)…

Y entonces,
lo que vibra tras ese sencillo “España”,
como vemos por todas estas conmemoraciones
que en realidad tienen su raíz en la madre de Jesús…
lo que vibra…
está profundamente motivado por algo muy grande,
algo que pasó en este planeta,
cuando nació ese maestro espiritual que fue Jesús de Nazaret,
para conseguir anclar perfectamente en este planeta
la posibilidad de sintonizarse de forma perfecta con Dios,
es decir, con la Vida en toda su profundidad
(cosa que no tiene nada que ver con “ser perfectos”, al estilo humano).

Entonces,
cuenta la leyenda
algo así como que fue en torno al año 40
cuando María “se apareció”,
en lo que ahora es la ciudad de Zaragoza, en España,
a un tal Santiago,
aquel apóstol de Jesús que estaba allí contando su experiencia,
y suponemos que intentando hacer nuevos “fieles” para su “causa”.

Y me ha parecido leer también que los católicos creen que María aún estaría viva, en el planeta, en aquel año 40,
dando a entender así que esa “aparición” tan temprana de ella
habría sido quizá una bilocación.

Lo normal sería que no fuera bilocación,
sino que María de Nazaret
habría realizado una intervención más, del “mismo” tipo que las posteriores,
una vez ya “ascendida”
–es decir, una vez “descendida” más y más “conscientemente” hacia dentro de la unidad…
a ese nuestro inmenso interior creativo,
donde están de cierto modo todas las posibilidades creativas…
donde están más y más “en la punta de nuestra lengua”…
donde,
en la punta de la lengua,
tenemos toda esa “multidimensionalidad”,
desde el “equilibrio” de la Filiación perfectamente reconocida con nuestros Padre-Madre no biológico (la Vida-Dios que nos creó como “luz”).

E imaginemos en ese “ahí” a María,
ahí,
“descendida”,
y de la mano de “Jesús”,
es decir, de esa “luz” que en vida de María -como cuerpo- había sido su hijo carnal, Jesús…
pero como espíritu…
ese espíritu de Jesús que encarnó a través de ella.

Así que María, como maestra ya “ascendida”,
estaría realizando esa obra “difícil” que se trae entre manos junto a nosotros,
ya que somos una sola mente…
esa “obra” de tratar concretamente con la gente católica o mediante el instrumento del dogma católico…
en apariciones impresionantes… fenómenos espirituales de enorme relevancia hoy (como el santuario de Medjugorje, tras Fátima, etc.)
en esa obra de reforzamiento espiritual…
y de “dulcificación” de la atmósfera espiritual en el planeta
(siempre algo distorsionada),
una obra que, en su caso, desde entonces se habría canalizado, en gran parte,
mediante algún tipo de institución “cristiana”
(y claro, como siempre, insisto, de forma distorsionada, como ocurre con cualquier religión como producto mezclado de la espiritualidad).

Pero así es la vida 🙂

___
Notas:
Por cierto, ya vimos hace poco en este artículo, aparte de en otros sobre María de Nazaret,
que la religión es usada como portal interdimensional,
un “filtro” para la inevitable comunicación entre todas nuestras probabilidades, épocas, creaciones, “futuros”, superaciones, “pasados”, satisfacciones…

Invitación a los últimos capítulos de “Las nuevas revelaciones” (Walsch)   Leave a comment

 

espiga de carrizo

En este audio (cap. 20 y siguientes) empieza lo más fundamental de este libro de Walsch de hace años (en el índice está la lista de libros y audios).

En esta sociedad global donde ahora vemos que nos encontramos en un “doloroso” proceso de “simplificación”, de “soltar” (de evolución espiritual), sucede y va a suceder que:
– la Moral es sustituida por la Funcionalidad
– la Justicia es sustituida por la Adaptabilidad
– y la Propiedad por la Sostenibilidad.

Funcionalidad, adaptabilidad y sostenibilidad
son Principios Básicos de la Vida,
que en el Mundo Humano hemos distorsionado para dar con la triada de:
Moral-Justicia-Propiedad,
que son “construcciones mentales”, ideas, o creencias.

Esas construcciones mentales (moral, justicia, propiedad)
son en realidad creencias que distorsionan los principios básicos de la vida.

Con las creencias
vemos que terminamos fabricando las convenciones o instituciones sociales
con las cuales intentamos convivir,
y que intentamos cambiar infructuosamente,
dando vueltas a lo mismo,
pues, como sabemos,
no podemos cambiar realmente nada
si solo cambiamos “lo superficial”
(es decir, la forma, el resultado de nuestras creencias)

“Debemos” pues cambiar de creencias
si queremos realmente ir adonde ya hemos elegido ir:
hacia la paz, armonía, alegría y abundancia en la Tierra para todos,
en igualdad creciente de oportunidades…

O incluso “debemos”, más bien,
dejar de creer en nada,
y pasar simplemente a “ser” esa vida que somos,
que FUNCIONA gratis,
que se ADAPTA o AJUSTA gratis, haciendo ajustes adaptativos de forma “natural”…
unos ajustes que terminan dando
unas formas más y más integradas de “sostenibilidad”…
es decir, de armonía, de ritmo, de equilibrio…
y todo ello “por sistema”…
es decir,
en sistemas cósmicos de ley y orden…
que es como siempre hemos vivido y viviremos.

Así que
con las distorsiones
hemos experimentado una aguda forma de separación,
y hemos ido destruyendo el planeta
y nuestra capacidad de continuar experimentando
esta enorme intensidad emocional o perceptiva…
“maravillosa”…
que existe en toda esta variedad de vida sobre la Tierra.

Así pues, vemos que de repente
ahora
de mayores
🙂
descubrimos que todo el mundo “cree en Dios”,
en el dios del ego,
y da igual si es alguien agnóstico, creyente, ateo…
pues casi todos creíamos en un “universo hostil”,
en la escasez por principio
(cosa que derivaría de las creencias sobre el mundo de espíritus o dioses que exigían pagos, retribuciones…),
creíamos en un universo regido por principios de competencia,
en una Vida que “se venga de nosotros”…
etc.

Y en este libro,
decíamos,
el llamado “Las nuevas revelaciones”, de Walsch,
hace años se trataba sobre este tema de forma muy simple…:
sobre cómo las creencias en torno a “Dios”
o a “lo Más Grande”
afectan a “creyentes” y a no creyentes.

En estos capítulos
casi finales
empieza lo más “nuevo” y denso del libro,
cuando trata de forma muy simple sobre nuestro paradigma,
un paradigma que se puede ver que está basado en moralidad, justicia y propiedad.

Y nuestra tarea,
la que ya se está realizando y constatamos que es así…
es la de sustituir ese paradigma
por algo más “cósmicamente ajustado”.

Así que las creencias falsas sobre la vida
dan ideas o construcciones mentales (p. ej. la “moral”)
y estas ideas terminan dando
conductas disfuncionales
(pues no funcionan si lo que nos planteamos es el objetivo de
tener vidas alegres, abundantes, en paz y armonía… sobre un planeta evolutivo como este…
donde se da el divino juego de la evolución.

Y hemos visto que,
con esas creencias,
simplemente intentábamos expresar esos tres principios básicos:
funcionalidad
adaptabilidad
sostenibilidad

Invitación a leer el documento sobre los fantasmas (El libro de Urantia: doc. 87)   Leave a comment

almendro en flor

Almendro en flor, 2016, centro de España, invierno.

Cualquier documento (capítulo) del libro de Urantia tiene la capacidad de sorprendernos, ya que en muchas partes del texto siempre hay notas de “visión global” así como datos muy concretos y a veces muy “divertidos” (trágico-cómicos).

El documento sobre los cultos a los fantasmas es un lugar así (es el nº 87, y la lista con todos los capítulos en formato audio y otros enlaces se puede encontrar por ejemplo aquí).

El libro de Urantia, por cierto, revela que todo lo humano depende de nuestra conexión con el “sexto espíritu ayudante de la mente”, que por supuesto nos tienen que contar en el libro que existe, ya que la existencia de los 7 espíritus ayudantes de la mente es algo que no se puede descubrir directamente solo con “ciencia” (es decir, proyectando la ilusión de que “primero-es-lo-físico-que-está-afuera”) –aunque sea algo fundamental, en el sentido de que sin esos circuitos espiritual-mentales nada existiría (al igual que nada existiría sin la Fuente Central, u Origen de puro espíritu infinito).

Estos 7 espíritus forman a su vez de cierto modo el “cuerpo” espiritual de una especie de “Madre espiritual” que tenemos todos por igual, en la que vivimos y nos movemos como Mente…

Esta “Madre” forma parte, por así decirlo, de la “Tercera Persona” (llamada Espíritu Infinito)… siendo dicha Madre la “parte” de la Tercera Persona que está localizada en y para nuestro sistema de mundos habitados… habitados por lo que en Urantia se llama “mente volitiva”, y que es definido con precisión y sencillez en el libro (esta Tercera Persona, en la Fuente Central vista como trinidad, es de cierto modo la Relación pura en tanto algo que “actúa” para la conexión… la relación del “ES” puro, tras la individuación Primordial).

Todo depende, pues, de ir reconociendo, como siempre, que somos mente-espíritu, lo cual provoca que los cuerpos (esa otra parte nuestra fundamental) estén “conectados” en circuitos espirituales y mentales que de cierto modo son previos a todo experimento o experiencia universal.

Es decir, no son “antes los cuerpos”, sino que de cierta forma son antes las “corrientes-circuitos” (o, digamos, las relaciones puras) que nosotros empleamos para poder co-fabricar estas experiencias con otras “almas”, en estas series de vidas más o menos “dementes”, en unas vidas que son a la vez secuenciales y simultáneas.

Entonces en este documento 87 sobre los cultos primitivos se habla de la génesis de la religión a partir de un simple culto negativo a los fantasmas, a los que les atribuimos poder para regular la “mala suerte”.

Los fantasmas eran en principio siempre algo a ser temido, más que otra cosa. Y luego, en un fenómeno más tardío y más “progresivo”, la mente única que sueña en este planeta se inventó con mucha intensidad la dualidad de “espíritus buenos y espíritus malos”, como se cuenta aquí.

Así que entonces:

«EL CULTO a los fantasmas se desarrolló como una compensación a los riesgos de la mala suerte».

Y:

«La religión representa la adaptación del hombre a sus ilusiones sobre el misterio de la casualidad. El miedo a los espíritus, y su adoración posterior, fueron adoptados como un seguro contra las desgracias, como una póliza de prosperidad».

Como se ve en otros documentos, todo lo humano depende de que nuestra mente (conectada como está con el espíritu de la adoración, que es esa parte 6 del “cuerpo” de la Ministra Divina):

  • puede crear ilusiones, y así, nos fabricamos por nuestra cuenta un entorno ilusorio de espíritus-fantasmas.
  • y todo lo humano también depende de que nuestra mente tiene la capacidad de concebir y personificar el concepto de la CASUALIDAD, que convierte en concepto al “misterio” con el que convivimos todo el rato: ese misterio que tiene que ver con el mero hecho de lo que quizá llamaríamos “capacidad de aislarse uno mismo en la sorpresa”… en la sorpresa de no poder controlar las condiciones físicas de una manera simplemente “egoica” (placer-dolor).

Ese entorno de espíritus en realidad está fabricado, lógicamente, con nuestras proyecciones muy mental-ficticias -ilusorias.

Estas proyecciones quizá estuvieran más o menos motivadas y fueran periódicamente reforzadas por “visiones reales”, por el tipo de visiones que suponemos que existirían al igual que hoy existen esas proyecciones que llamamos “fantasmas”, de muchos tipos… y que se trata de ese acontecimiento mental que nos podría informar tanto sobre la naturaleza del universo y los niveles ilusorios de consciencia por los que pasamos de vida en vida en el tiempo lineal ilusorio (ya que todo es al final consciencia).

Estas proyecciones tan fundamentales, o fantasmas, diríamos (ya que estamos, por cierto)… diríamos.. que son parte de la Mente Única en estado de transición, y son muy a menudo “percibidas” por mucha gente en el planeta (percibidas = proyectadas, pues como sabemos toda percepción es proyección).

Entonces, nuestra evolución a partir de los cultos a un solo tipo de espíritus-fantasmas se dio así:

«Pero el hombre no se contentó con coaccionar a los fantasmas; pronto intentó forzar a los espíritus a actuar mediante los rituales religiosos y otras prácticas».

Y así tenemos el fruto más evolucionado de la religión, en la rama que llamamos “religión evolutiva”, que luego es “contrarrestada” y está destinada a ser “fertilizada” y finalmente disuelta por la “religión revelada”, es decir, por la actuación interior (desde el interior del universo de universos) de diversas revelaciones y relaciones constituyentes de nuestro “ser seres trinos: cuerpo – mente – espíritu”:

«En la religión, el programa negativo del apaciguamiento de los fantasmas precedió de lejos al programa positivo de la coacción y la súplica a los espíritus. Los primeros actos de adoración humana fueron fenómenos de defensa, no de veneración. El hombre moderno estima que es sabio asegurarse contra los incendios; el salvaje pensaba también que la mejor sabiduría consistía en asegurarse contra la mala suerte provocada por los fantasmas. Los esfuerzos por conseguir esta protección dieron forma a las técnicas y los rituales del culto a los fantasmas.

Y al evolucionar, sucede que:

«La religión del hombre ya no era completamente negativa, ni el hombre tampoco se detuvo en sus esfuerzos por conseguir la buena suerte; poco después empezó a idear proyectos para forzar a los espíritus a cooperar. Las personas religiosas ya no están indefensas ante las exigencias incesantes de los fantasmas espíritus imaginados por ellas mismas; el salvaje empieza a inventar armas para obligar a los espíritus a actuar y forzarlos a que le ayuden».

Y finalmente podemos extraer estas citas:

«El hombre moderno ya no intenta coaccionar abiertamente a los espíritus, aunque todavía manifiesta cierta predisposición a negociar con la Deidad».

«El culto es la estructura esquelética alrededor de la cual crece el cuerpo vivo y dinámico de la experiencia espiritual personal — la verdadera religión».