Archivo para la etiqueta ‘sanación

¿Cómo realizamos la separación entre mente y corazón, en el contexto usual de “maltrato emocional”? Un ejemplo “infantil”: una niña visita una residencia de ancianos   1 comment

[botón para la escucha de este texto desde aquí mismo:]
( Enlace para oírlo y descargarlo en ivoox )

seta

Hemos dicho que vamos a utilizar el ejemplo de un niño, una niña, que va de visita una residencia de ancianos.

Pero, antes de nada, recordemos esto: no hay víctimas, pero que sí hay un trato “malo”, y que por ejemplo el caso del maltrato físico es en realidad menos importante que el maltrato emocional, que está normalizado… y que en realidad podríamos decir que abarca al maltrato físico.

El “maltrato” en general fomenta cierto tipo de elecciones que quitan poder y que quitan de la vista posibilidades… frente a otras elecciones que fomentan la mayor apertura posible de uno mismo hacia sí mismo (hacia “dentro”) y de uno mismo hacia el mundo (hacia “fuera”).

En el caso del maltrato físico, es muy sencillo sentirnos justificados (y más si somos pequeños) en fomentar pensamientos miedosos, de impotencia, y en general “interpretaciones miedosas” del mundo.

Por tanto, eso es “maltrato”, es “hacer el mal”, no porque sea “malo en sí” (pues en realidad la maldad no es verdaderamente lo real), sino porque con esas ideas y actitudes relacionadas con el “castigo” (que son unas ideas y unas actitudes que el maltrato físico de cierta forma intenta “imprimir” en las mentes de todos)… con esas ideas… fomentamos la impotencia, es decir, se fomenta por ejemplo que los niños se sientan justificados pensando que no pueden, que no valen, etc.

En general, el miedo gobierna en cualquier atmósfera de “maltrato”, más o menos, y por ello, por si acaso… para defendernos… para que no nos caigan más golpes o más “incomprensión”… no nos permitimos expresarnos –no nos permitiremos expresar sensaciones, sentimientos, opiniones, etc., ya que no esperamos nada bueno si lo hacemos–.

Y la situación de “maltrato emocional” es lo normal en la infancia, donde, “como son pequeños” hay excusa para no preguntar a esos “pequeños” cómo se sienten, qué opinan, qué les gustaría hacer (aunque luego en realidad eso no se pueda hacer, pero al menos preguntar, “contar con”).

Con los niños a menudo hay “barra libre” para todo. Como son pequeños, todo da igual, y los adultos se han criado en esas mismas atmósferas en las que otros adultos tampoco “tenían tiempo para tonterías”, así es que todo el mundo sigue sin poder hablar de lo evidente.

Entonces, pongamos que un niño, o digamos una niña, para variar, visita una residencia de ancianos.

Quizá siente tristeza.

Quizá esa tristeza es natural, mostrando una especie de duelo.

¿Duelo? Sí, duelo ante una muerte que ya es muy real, pues los ancianos que ya están retirados o apartados en residencias, ya no tienen en gran medida “relaciones personales”… y tampoco son víctimas más que de sí mismos… pues en general son ellos mismos quienes se han hecho eso a sí mismos. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Vejez rima con dejadez: el hábito de decidir no decidir; lo tóxico y el ego como inercia antinatural   2 comments

Enlace para ir a descargar o escuchar en ivoox este audio

floresLo “tóxico” tiene muchas facetas: Contaminación… hábitos dañinos con los que “no escuchamos al cuerpo”, etc.

Y sobre el milagro hay dos “aspectos” que me intrigan mucho, en cuanto a los hábitos en el mundo de lo físico, donde parecemos estar.

Por un lado está el lado “catastrófico” de la “aplicación” del milagro: Es decir, que con el milagro sabemos por ejemplo que cualquier catástrofe (por ejemplo nuclear) podríamos vivirla como si estuviéramos en el Cielo (ya que siempre estamos en realidad “ahí”), y aunque antes no hayamos “practicado” o “vivido” mucho el instante santo. Y por tanto podríamos no sufrir absolutamente nada y vivir transformaciones corporales que en general desconocemos.

Pero por otro lado están las “catástrofes” cotidianas (que por tanto ya no se pueden llamar propiamente catástrofes, y creo que podemos llamarlas “hábitos”)… es decir… los hábitos con los que literalmente deterioramos nuestras vidas, envejecemos, etc.

Y digamos que hacemos eso poniéndonos en modo autocastigo… ya que, como dice el curso de milagros, en tanto que egos nos encanta autocastigarnos… por definición nos castigamos a nosotros mismos en alguna faceta de la vida… en vez de soltar cada vez más y abandonarnos a la espontaneidad verdadera del espíritu-amor… y a otra percepción.

Es muy curioso, por cierto, ver cómo la vejez es una acumulación de hábitos que no se quieren cambiar… una acumulación de tozudez y dejadez… de inactividad, de un simple no estirarse… de pensamientos de limitación… y tantas cosas similares.

Y como también sabemos ya… es muy lógico que queramos deteriorarnos… pues tenemos mucho miedo a Dios… a nuestro origen… al Amor real… así es que cuanto menos conscientes lleguemos a la muerte… mejor que mejor (con lo cual es lógico que terminemos fabricando nuestra propia “profecía autocumplida” con todos esos hábitos).

Y… esos hábitos son tan variados…

Como son hábitos… como son “lo normal”… entonces seguimos haciendo todas esas cosas en las que ni siquiera queremos pararnos a pensar ni a sentir… es decir, a ser inocentes y libres ante ellas y pararnos a pensar y a sentir si de verdad queremos eso… y si nos sientan bien… si nos sirven o no para facilitarnos la elección real… la de qué es lo que realmente queremos ser (amor o miedo).

Y es por eso que el curso de milagros exponía tan claramente nuestro miedo al cambio y el motivo de ese miedo. Leer el resto de esta entrada »

La terapia   Leave a comment

imagen corazón en círculo¿La terapia?

Todos los métodos pueden ser tan “buenos”… ¡por supuesto!

Y muy a menudo no ocurrirá “lo peor” que puede pasar con una terapia…, ya que “una buena terapia” no busca reforzar la creencia de que: REALMENTE hay algo mal “en mí”.

Se trata de crear o animar a crear “ambientes” que favorezcan que salga la emoción reprimida en nuestro campo emocional…
… a que todo fluya… pues esa es casi la esencia de la creación… cambio y fluir…
… en ese “campo” que al final es un poco “de todos y de nadie”…
… pero que sanamos “admitiendo 100% responsabilidad”, aunque veamos claramente que no es nuestro… —lo dejamos pasar… por un momento.

Lo que me he encontrado hasta ahora es mucha resistencia a sanar en mí y en más terrícolas…

Un aspecto de esa resistencia puede darse cuando decimos que basta con “vivir la vida”; es decir, que “la terapia” bien puede darse bajo la forma de: “yo vivo mi vida y ya está”…, pues no hace falta hacer nada.

Podemos estar engañándonos mucho con actitudes así, aunque en general sí que “la ley del amor” es que en realidad vamos a llegar a constatar muy inocentemente que realmente no hace falta hacer nada (la voluntad de eso “más grande que nosotros” nos puede llevar sin esfuerzo ni penas por una vida de certeza que viene de muy dentro).

No hace falta hacer nada… pero si realmente nuestra vida es “Nuestra Vida”…, y no la de nuestras creencias… no la que nuestras creencias y campos condicionados mental-emocionales… viven a través nuestro…
… esas cosas viven en nosotros, reforzando nuestros bloqueos, bloqueos que a su vez se vieron reforzados o no por todo tipo de “abandonos” en la infancia (en sentido amplio de “abandono”, como lo comenta John Bradshaw en su libro sobre la vergüenza). Leer el resto de esta entrada »

12p. La vía del corazón. Lección 12. Preguntas y respuestas. Jeshua – Jayem (sobre María Magdalena, la fragmentación ilusoria de la Luz, San Germain y las canalizaciones en general)   2 comments

En el siguiente audio está la lección y la sección de preguntas y respuestas:
Ir a descargar

imagen corazón en círculo[- Para más información, ver el índice dedicado a este libro en esta web. En él se puede encontrar el enlace al libro completo en formato texto.]

Lección 12. Preguntas y respuestas

Pregunta: el día de tu crucifixión, se dijo que dijiste: “Padre, por qué me has abandonado”.

¿Puedes comentar más sobre ello? ¿Querrías?

Respuesta: esa es siempre justo la cuestión apropiada. Ante todo, ya le he dado ciertamente una respuesta a alguien a quien conoces. Así que te sugeriríamos con gran énfasis que simplemente la consigas, pues no fue dada para ser mantenida en privado. Ahora bien, nos gustaría modificarla diciendo que desde entonces siempre me he sentido culpable por esa declaración [risas].

Querido amigo, si no hubiera llegado a tocar cada uno de los núcleos de la humanidad y de toda experiencia que hayas conocido, sería inútil que me escucharas. Y no tendría nada que ofrecerte. Por tanto, si hubiera venido a tu mundo y, digamos, me hubiera convertido en alguien impermeable a la duda, al dolor, a la culpa, a las lágrimas, a la ira, o a lo que sea —sí, incluso a la lujuria—… de haber hecho eso, habría convertido mi relación contigo en algo sin sentido. Leer el resto de esta entrada »

12. La vía del corazón. Lección 12. Jeshua – Jayem   Leave a comment

En el siguiente audio está la lección y la sección de preguntas y respuestas:
Ir a descargar

imagen corazón en círculo[- Para más información, ver el índice dedicado a este libro en esta web. En él se puede encontrar el enlace al libro completo en formato texto.]

Lección 12

Ahora, comenzamos.

Y de nuevo, saludos para vosotros, queridos y santos amigos.

Una vez más venimos a morar contigo. Una vez más venimos a celebrar contigo. Una vez más, venimos a morar con la Santa Mente que es la Filiación. Venimos a morar con nuestros hermanos y hermanas, y venimos como hermanos y hermanas. Y ciertamente, venimos a morar en ese proceso por el cual la Filiación está recordándose a Sí Misma como el Hijo —lo cual es digno de contemplarse. Ciertamente, queridos amigos, soy alguien que viene para, en esta obra en concreto, servir como portavoz principal, y así, a través de este mi querido hermano, compartir contigo lo que ya está dentro de ti.

Vengo —venimos— para unirnos contigo, que has elegido responder a una cierta llamada para hacer prosperar una expresión creativa que pueda significar, para el mundo, la sola Verdad que puede liberar este mundo. ¿Liberarlo de qué? Del miedo, y de todas las criaturas que el miedo engendra: culpa, deshonestidad, indignidad, limitación, la necesidad de sufrir, el juicio… y la lista sigue y sigue. Leer el resto de esta entrada »

11p. La vía del corazón. Lección 11. Preguntas y respuestas. Jeshua – Jayem (preguntas sobre la caridad mal entendida y la espiritualidad; sobre los niños, las emociones y la educación emocional; sobre educar en la paz, liberación emocional)   Leave a comment

Ir a descargar

imagen corazón en círculo[- Para más información, ver el índice, de estos libros de Jayem, en esta web.
– En diciembre 2015 terminé una revisión de la traducción de este primer libro de La Vía (la primera versión la hice en 2014).
– Aunque la traducción había quedado bastante bien, ya ha sido bastante “reparada”. Aún había algunas cosas más o menos claramente mejorables en cuanto a la transmisión del significado del texto en inglés (dentro de que el objetivo es fundamentalmente transmitir el sentido lo mejor posible).
– Para ver el PDF entero actualizado ver el índice enlazado arriba (y la carpeta con todos los textos en Google-Drive que también enlazo en el índice)]

Lección 11. Preguntas y respuestas

Pregunta: me gustaría que Jeshua tratara la cuestión que me planteó alguien que no sigue nuestro camino, nuestras creencias. Esta persona decía, “el mensaje de Jeshua tiende a privatizar la espiritualidad y la acción correcta. Uno podría fácilmente olvidarse de nuestra responsabilidad por los pobres y oprimidos, o convertir esta responsabilidad, que es algo natural, en algo sobrenatural”.

Respuesta: ciertamente, querido amigo, nos manifestamos en esta hora con una gran alegría por poder hablar sobre esta cuestión. Porque ciertamente es una cuestión que ha sido planteada por muchas, muchas mentes, en muchas épocas. Pues como ves, en la mente humana, se tiene la tendencia a separar la espiritualidad en dos campos.

Siempre han existido quienes buscaron separarse a sí mismos de la cultura, de la comunidad, de la vida diaria, y corrían a sus cuevas y monasterios para poder buscar allí una relación puramente interior con Dios. Ahora bien, no tiene nada malo crear una relación puramente interior con Dios, puesto que esa es la Verdad de tu Realidad fundamental. Leer el resto de esta entrada »

11. La vía del corazón. Lección 11. Jeshua – Jayem   Leave a comment

Ir a descargar

imagen corazón en círculo[- Para más información, ver índice de estos libros de Jayem, en esta web.
– En diciembre 2015 terminé una revisión de la traducción de este primer libro de La Vía (la primera versión la hice en 2014).
– Aunque la traducción había quedado bastante bien, ya ha sido bastante “reparada”. Aún había algunas cosas más o menos claramente mejorables en cuanto a la transmisión del significado del texto en inglés (dentro de que el objetivo es fundamentalmente transmitir el sentido lo mejor posible).
– Para ver el PDF entero actualizado ver el índice enlazado arriba (y la carpeta con todos los textos en Google-Drive que también enlazo también en el índice)]

Lección 11

Ahora, comenzamos.

Ciertamente, saludos para vosotros, queridos amigos.

Únete a mí en este instante. Únete a mí en esta hora. Únete a mí en este lugar donde, solamente en él, dos mentes pueden unirse. Pues el cuerpo no puede llevarte adonde yo estoy, así como no puede llevarte adonde tu ser querido esté. Únete a mí, entonces, en el lugar silente de tu Corazón donde ya se encuentra toda la sabiduría. Únete a mí, entonces, en este instante, en el lugar preparado para nosotros por nuestro Creador, antes de que el tiempo existiera.

Únete a mí, eligiendo ahora permitir que tu atención descanse de las cosas del mundo. Permite que los ojos se cierren suavemente, como un símbolo de tu disposición a dejar a un lado tu implicación con, y tu apego a, las cosas de este mundo creado. Únete a mí, permitiendo que el cuerpo sea liberado. Y esto solo requiere que no le exijas nada. Ciertamente, déjalo reposar, como si se hubiera convertido de nuevo en el polvo de la tierra de la cual provino. Leer el resto de esta entrada »