Archivo para la etiqueta ‘Arcontes

El aviso pleyadiano (de Swaruu) a la luz del libro de Urantia: fundamentación de la realidad conflictiva del trasfondo secreto planetario   Leave a comment

( Enlace para visitar en Ivoox el audio relacionado con este texto )

fotografía de flor

Esta vez nos detenemos a hacer un puente con el mensaje o el aviso que, al parecer, nos llevan dando más intensamente durante unos años los pleyadianos, entre otros seres de tipo humano como nosotros.

(Estos mensajes son, por cierto, de las primeras cosas “más espirituales” que yo conocí en el año 2011.)

Os invito pues a ver principalmente estos tres vídeos (que básicamente son audios) en youtube, de un mensaje pleyadiano:
– «La biología, la genética se genera desde planos superiores»
– «Biogenética trans-dimensional: Swaruu, mujer extraterrestre de Pleyades»
– «Clones, almas artificiales, inteligencia artificial y chips: mensaje pleyadiano a la Tierra».

Son del canal de youtube llamado “Agencia Cósmica”, y también del canal “Despejando Enigmas” (de Gosia el primero, y de Robert el segundo).

En este texto y en el audio que lo acompaña, hacemos por lo tanto una especie de puente… de enlace… que es también una especie de justificación o de “fundamentación” de dicho mensaje pleyadiano… utilizando el libro de Urantia.

Es decir, damos unas cuantas ideas sobre cómo podría ser real, verídica, la posibilidad que nos anuncian en esos mensajes.

¿Cuál es? ¿Qué dicen que está pasando?

    1. Existiría una motivación “negativa” en este repentino surgimiento de tecnologías revolucionarias (informáticas, ondas y radiaciones, etc.), que tan de repente han inundado el campo humano.(Ya solo al comprobar el hecho de lo “revolucionario”, de lo “repentino” en nuestro avance tecnológico… tan solo eso… ya nos debería avisar… alertar… es decir, nos debe poner “la mosca detrás de la oreja”, si conocemos el libro de Urantia.)
    2. La relación de ese ritmo acelerado con la posible intervención controladora de un conjunto de seres humanos, y también quizá de seres de razas concretas de humanoides.
      Estos seres (humanos o no) estarían interesados ahora mismo en reforzar todo lo que sea “vibración baja” en este planeta… es decir, todo lo tóxico (mental y físico).
      Eso potencia nuestras tendencias más bajas (y en esto, realmente los humanos no necesitamos ayuda, pues nos bastamos y nos sobramos para “no querer elevarnos” 🙂 ).
      Así, esos seres conseguirían que no se les escape de las manos lo que consideran que es “su” planeta, ya que su vibración no sintoniza bien con la siguiente fase que –como sabemos por el libro de Urantia– es una de mayor iluminación, de forma natural (“luz y vida”, lo llama nuestro libro).

Así pues, con o sin conocer a Caligastia (que es uno de los personajes fundamentales de la historia terrestre, revelados en el libro de Urantia)… con o sin tener noticias reales de Caligastia… quizá todos esos seres estén usando nuestras propias tendencias, es decir, nuestra ansia por la novedad, la información, la conexión superficial, etc.

¿Para qué?

Para que nos atrapemos a nosotros mismos en una especie de “red” de control mental y físico… mediante todas estas tecnologías (mediante esta profusión de ondas, antenas, etc.). Estas tecnologías, como vemos, van cambiando casi día a día… de forma revolucionaria… y veces para gran confusión de las personas y de las sociedades.

Entonces, volviendo al mensaje pleyadiano en general… resulta que desde hace varios años vemos siempre esta llamada a la “transparencia” en ese mensaje… una llamada a afrontar y a sacar a la luz toda esa “oscuridad” que hay en el planeta (para que siquiera se pueda disolver ante la Luz que en el fondo somos).

Podemos entonces considerar de ese modo a esa llamada: como una “llamada a la transparencia”… una llamada a la honestidad… y se nos hace al parecer desde estos “otros humanos”… unos humanos de otras razas que al parecer nos ayudan más intensamente a partir de cierto momento en el que esta especie de “agenda enloquecida” se puso en marcha en el año 2000, 2001, 2008… con el 11-S, etc.

Y la ayuda sería tanto física como “telepática”.

Entonces, unos cuantos de los puntos tratados en el audio, que son puntos de enlace o de justificación, basados en el libro de Urantia, serían estos, a grandes rasgos:

1. La rabia de Caligastia: esta personalidad anda suelta en el planeta (según nos dice el libro, ELU)… pero por ejemplo ya no tiene un gran grupo de intermedios y de ángeles a su servicio… cómo sí los tuvo en un pasado.

2. Esta personalidad tiene grandes conocimientos mental-genéticos (podríamos llamarlos “biomentales” o “bioálmicos”).

Es decir, es un genetista de almas-cuerpos.

Y para realizar con éxito las transformaciones genéticas se requiere –tal como nos explica la pleyadiana Swaruu en los vídeos de Gosia y de Robert– se requiere control “mental” (álmico).

Hay que tener en cuenta que esas transformaciones podrían dar lugar a una raza incapaz de elevarse (o eso es lo que querrían)… una raza de “esclavos”… aunque ya han tenido en parte gran éxito al parecer con el simple aspecto de clones, chips, etc.

Sabemos por el libro de Urantia que hay una íntima correlación entre los ámbitos mental, físico y espiritual… pero que nuestra ciencia humana desconocería esto casi por completo.

Pero Caligastia y sus compañeros (humanos y posibles superhumanos, con o sin conocimiento consciente de Caligastia)… ellos… sí que tienen parte de ese conocimiento por su propia naturaleza… ya que Caligastia era un alto administrador de mundos como el “nuestro”… es decir, un administrador en sus niveles internos (de los circuitos mental-espirituales).

Ese conocimiento lo ejercitó esa personalidad incluso como parte de su formación o aprendizaje… y quizá con muchas personalidades reales… ascendentes como nosotros… en el tipo de esferas que se revelan en el libro de Urantia, como el planeta arquitectónico llamado Jerusem, donde de hecho se repersonaliza a la gente tras su primera vida en un mundo evolutivo como el nuestro.

3. Otro dato fundamental del libro de Urantia es que sabemos que rebelarse contra el plan divino conlleva la intención de acelerar la evolución progresiva, haciendo que las razas humanas (o algunas partes de ellas) evolucionen tecnológica y/o mentalmente de forma brusca.

Esto es posible que lo lleve haciendo, con resultados concretos… desde la lejana época de la rebelión planetaria… y con algunos o con muchos experimentos mental-genéticos o meramente tecnológicos quizá… que podrían haberse realizado con algunas partes de alguna raza… ya sea o no humana… pero aquí mismo, en este planeta… ya que Caligastia fue de hecho nuestro “jefe espiritual”.

4. Otro dato a tener en cuenta es que, tras la rebelión, este planeta y el sistema solar al parecer quedaron aislados… aislados de los circuitos mental-espirituales habituales (y eso quizá dio a su manera más libertad para la realización de estos experimentos).

5. Debido a ese aislamiento, ELU también comenta que en este planeta se quedaron aislados algunos superhumanos, y en ese párrafo creo que no se refiere solo a los del llamado “Estado Mayor”, que murieron enseguida, aunque dejando descendencia (y tradiciones, como sabemos).

6. Otro dato importante: las maniobras de Caligastia son subrepticias. Se trata de hacer que su “enemigo” caiga en sus propias trampas… que su enemigo tropiece por sus propias tendencias, por ejemplo.

Se trata de atrapar… y quizá a casi todos los humanos en general hoy… o bien, en el pasado, quizá solamente a algunos grupos de humanos… se trata de fomentar… que caigamos en la misma trampa de nuestras propias tendencias.

El libro de Urantia presenta el caso prototípico de esto mismo, es decir, lo que sería “la conspiración de las conspiraciones”: Fomentó que finalmente Adán y Eva (dos seres básicamente extraterrestres de una especie que está programado que “baje” a todo planeta evolutivo para en él fomentar el verdadero progreso)… fomentó que estos dos seres destinados a gobernar interna y espiritualmente el planeta… cayeran en la trampa de su impaciencia, pasando al acto con dicha impaciencia.

Caligastia fomentó (y recordemos que tenía ángeles a su disposición, y que estos influyen sutilmente en las mentes humanas, etc.)… fomentó… que estos seres de la orden de “Hijos Materiales” cayeran en su propia impaciencia.

Por lo tanto, visto cómo es hoy en día este proceso de “revolución tecnológica”… parece lógico pensar que toda esta red (internet y demás “cableado” atmosférico-ambiental de radiaciones, antenas, etc.)… que todo esto… pueda ser en parte usado, como sugieren los pleyadianos, para que seamos nosotros mismos los que nos “auto-anulemos” en el sentido más básico (es decir, en el sentido del propósito real de los universos, los sistemas y los mundos, que es el de elevarse progresivamente, o sintonizarse progresivamente con y para el centro de los centros).

Por lo tanto, esto que observamos ahora, que está plasmado en la tecnología y en nuestra “relación social” que se ve afectada por ella… todo esto… parece casar muy bien con la lógica de ese tipo de maniobras subrepticias de Caligastia y compañía.

7. Con el libro de Urantia quizá podemos justificar también por qué podría ser necesaria tanta intervención “de fuera”, es decir, realizada por parte de humanos como los pleyadianos… que son también plenamente materiales como nosotros… aunque “en otro estado mental”, u “otra vibración o densidad”.

La justificación es que nosotros, al morir, ya no podemos actuar directamente sobre este planeta ni sobre sus gentes… (por cómo está construido todo esto, mental-espiritualmente hablando, por definición).

De ahí que quizá es lógico pensar en la necesidad de esta ayuda pleyadiana, etc., ya que ellos pueden interactuar con estas otras entidades negativas que de alguna manera tienen ventaja sobre nosotros, pero no sobre los pleyadianos (ventaja real, en los circuitos mental-cósmicos).

___
El audio relativo a este texto pertenece a la serie de comentarios de Urantia, es el “intermedio 8”, y está enlazado en el correspondiente índice.

Gracias

Anuncios

2012 rima perfectamente con… tachán… despiporre: noticias, charlas y entrevistas de las últimas semanas. El descubrimiento arqueológico del siglo en la superficie terrestre (Osmanagich)… Ghislaine Lanctôt, Annie Marquier, David Icke…   2 comments

Tenemos a la señora simpática, ex-médico y ex-madre de familia, Dra. Ghis Lanctôt, proclamando en una entrevista de Alish prácticamente que no somos estos cuerpos que vemos… que estamos pasados de moda.

Claro que ella lo dice desde una amplia experiencia: haber tenido ya 4 hijos… haber sido “toda una profesional”… y haber renunciado a ello: renunciado “como es debido”… como es debido solo en la esfera de lo “políticamente correcto”… dentro de lo alternativo, o lo alternativo tirando a “nueva era”… eso que tanto hemos amado y que tanto nos ha servido (o quizá simplemente también lo dejó porque le apetecía 🙂 ).

Pero, en el fondo, da igual renunciar o no del todo a las cosas en la forma, en el mundo del “hacer”… da igual pues desde todos lados se puede “trabajar”, es decir, se puede “perdonar”… incluso desde una guerra, en casos extremos.

Como “sabemos” por el Curso de milagros (UCDM)… la renuncia importante es sobre todo a nivel mental, dándose cuenta, obviamente, de que no hemos renunciado a nada cuando renunciamos jubilosamente a lo que antes tanto nos ataba (algo muy fácil de decir, no tan fácil de experimentar “desde el corazón”…); o bien… dándose cuenta de que lo esencial no era lo que parecía suceder de “malo”: por ejemplo ejerciendo “como médicos”, al estar la institución médica al servicio de la mafia farmacéutica (Ghis dijo).

Qué difícil renunciar a cosas con alegría… sin sentir resentimiento… de forma espontánea… o qué difícil renunciar al juicio de “tengo que cambiar el mundo porque está tan mal…” —tan identificados como estamos con el sistema de pensamiento del ego, ese que tanto sirven los cuerpos para implementar, para “enactuar”: separación, ataque, muerte, miedo…

Es decir, que no importa en absoluto, o al menos no hace falta, “teóricamente”, tener la experiencia de esta doctora para poder volverse felizmente “locos”, es decir, simplemente felizmente felices (invirtiendo la locura del mundo, y a veces de forma patente, aunque no haga falta…). Pero… pero como no creemos que los pensamientos o creencias sean la base del mundo, mundo que es proyección de nuestros interiores locos que se piensan carentes, vacíos, malos, con miedo, etc. (como nos recuerdan muchos materiales del crecimiento, de “enorme sabiduría”, de “lo esotérico” (Seth, UCDM, etc.))… entonces, normalmente no nos bastará con aquel “teóricamente”.

Hasta que no nos demos mil y un golpes contra las supuestas experiencias “nuevas” (en ciclos siempre iguales hasta que aprendemos que el amor no viene de este mundo… y que no hay que hacer nada…)… hasta que no pase eso… quizá… no paramos. Y así, seguimos y seguimos, encarnando y encarnando… cansinamente… alimentando a los Arcontes (representando el ego de todos, global…)… esos Arcontes que David Icke ha redescubierto, descubriendo la rueda (como muchos de “los gnósticos”).

Annie Marquier, en esta entrevista, una mujer para mí hasta ahora desconocida, nos da la enésima versión del “crecimiento transpersonal”… como habrá tantas visiones y versiones de lo mismo… con más o menos amplitud de miras, astucia… (otra versión rápida: Michael Brown, etc.).

Así que, dice ella, todos tenemos, en su lenguaje (que habla de lo de siempre…)… todos tenemos “memorias activas” de diversos tipos… memorias que nos condicionan en el comportamiento, y que una vez fueron “útiles”, es decir, que fueron la única respuesta que pudimos dar ante una situación donde no teníamos aún las herramientas. Y es que la individuación, es decir, la aparente fabricación del ego (en realidad: un programa) como herramienta de enfoque en lo físico… en nuestra especie… es realmente a trompicones… caos… como hay pocas…: una estupidez increíble.

Y… tal y como podríamos decir pensando en cosas como el método Feldenkrais…: es esa una respuesta, esa “única respuesta”… es aquello que provoca, por así decirlo, un determinado “nudo”, nudo que también se puede ver en lo corporal: en lo corporal-cinético-mental.

Y es que, en definitiva, eso sería la humanidad, en este estado tan brutalmente caótico que representa de lo lindo el origen de este universo (la necesidad de proyectar caos, muerte y destrucción en cuerpos fuera, intentando que las mentes se crean separadas como nunca…)… eso es la humanidad: adquisición (actualización) de traumas-base que existen en realidad programados a niveles mentales (la envoltura de lo que luego será “lo físico”)… de un ego, unas estructuras egoicas… y, luego… los apaños que toquen y puedan hacerse… para deshacer todo… como podamos, sin destruir, ofreciéndoselo al “Espíritu Santo” (el canal de regreso a la Fuente…), para que lo use en favor de ésta, es decir, en favor de Dios (es decir, entonces… no se trata de “como podamos”… sino más bien…: como podamos “dejarnos hacer”).

Unas memorias, inercias, por tanto… que nos dificultan el aquietarnos…… que nos hacen difícil ver, sentir la Presencia que en realidad somos y que apunta al despertar unificado de toda mente…: nos hacen difícil ver que podemos siempre preguntar al alma —si abrimos un hueco para ello…—, viendo, así, que podemos escucharla: escuchando el susurro del alma… frente a ese ego gritón, el de las inercias y los condicionamientos… el del “programa”, en general —de la supervivencia, en particular, etc.

La pirámide, estilo egipcio (Giza), más grande de la superficie terrestre —tal y como ahora vemos (soñamos) ésta— estaría en Bosnia —y lleva años descubierta (junto con las correspondientes compañeras).

El sueño de universo, en esta parte del universo físico… tan serio él… muestra nos una vez más, aquí, con esto… unos niveles cósmicos de “ridículo”… pues ¡cómo podemos tener delante de las narices algo tan colosal como esto… y ni inmutarnos!

El caramelo del misterio avanza; será la ambigüedad del ego, será la época de la revelación (apocalipsis)… que va a toda máquina… o eso parece. Mientras, ese “jinete” de la revelación, del “apocalipsis”… el llamado ‘Ciencia’, responde represivamente ante semejante descubrimiento (ridículo increíble, como siempre, pero ahora “más”…, pues…: ¿cómo se puede “estar en contra” de una pirámide colosal? 🙂 Es para reír, por no llorar 🙂 ).

A lo que potencialmente apuntan todos estos increíbles “misterios” revelados… o todas las conspiraciones resolviéndose y revelándose de un tiempo a esta parte (con ET’s y de todo, bien reales, incluidos)… etc.… a lo que apuntan… sería a lo mismo a que apunta todo aquí…: que nosotros estamos soñando esta “tontería” de sueño (de manicomio)… y solo para perdonarlo todo… solo para “despertar”, perdonando todo esto que nunca ocurrió, en ningún nivel.

Claro que… nos quedamos fácilmente enganchados en la fascinación por “las nuevas verdades”…, la fascinación rápida por cómo la verdad “fertiliza” el campo del ego… lo remueve, lo retuerce y lo renueva… fascinados por la “creatividad”… la extensión del universo… su riqueza (en él realmente todo es posible, porque en realidad nunca pasa nada)…, la extensión de las capacidades de la consciencia… de los cuerpos que lo pueblan con sus consciencias en diversos tipos de granjas de egos… (unos cuerpos que, por cierto, conectados con pirámides… seguramente deben poder “hacer maravillas” en cuanto a “viajes astrales”… en cuanto a la conexión cosmos-Tierra… o en cuanto a “reencarnaciones a la carta”… etc., etc.).

Y es que “Despiporre” rima perfectamente con… “Dosmildoce”.