Archivo para la etiqueta ‘individualidad

La vida, la personalidad como activador creativo constante, y la relación yo/entorno. Conexiones en torno al libro de Urantia   Leave a comment

[Este texto en formato audio, para escuchar desde esta página:
Ir a descargar]

Nosotros los humanos no podemos dar la vida (o la consciencia) a una cosa.
flores en parque

No podemos canalizar la vida para que impregne por ejemplo un amasijo de chips y cables… y lo convierta en un “robot” realmente vivo.

Tampoco podemos entender plenamente lo que es la consciencia en sí… ni la vida en sí misma… a partir de lo que vemos fuera o de lo que descubrimos con las ciencias tal como entendíamos hasta hace poco el concepto de “ciencia”.

(Si no se cree en todo lo anterior, por cierto, podemos tomarlo simplemente como hipótesis, pues se trata de una bifurcación: o bien creemos que podemos entender el surgimiento de la consciencia y de la vida… o bien no lo creemos.)

Entonces, el hecho (o la hipótesis, como se quiera pensar) de que las cosas sean así (de que en esencia no podamos entender la consciencia ni la vida) no quiere decir que tengamos que “adorar” lo que vemos afuera… como por ejemplo podríamos adorar “la naturaleza”, las cosas naturales. Significa que podemos apreciar de alguna manera que por ejemplo la naturaleza está “encantada” —es decir, podemos apreciar su “encanto”.

Su encanto es que es algo que en estos mundos físicos se desarrolla en gran medida mediante aquello que podemos llamar “experiencia evolutiva” o “evolución”. Pero como venimos haciendo en otros artículos, para hablar de esa evolución hemos de incluir por ejemplo las entidades o personalidades “espirituales” que sostienen o supervisan el proceso, y que lo hacen de distintas maneras según el “nivel de consciencia” del planeta o del sistema de realidad en cuestión.

De este “encanto” hablaremos en otro texto posterior. Ahora vamos con el tema a tratar, pues para poder hablar mejor sobre la evolución, tenemos que ver qué pasa con “la vida”.

Si nosotros no podemos otorgar ni entender la vida, o esa “chispa de vida” que no podemos insuflar en un robot… ¿dónde está esa “vida” en nuestra experiencia ahora?

El libro de Urantia (ELU) habla de forma muy interesante sobre la vida (en el documento 112). Y recordemos que el libro ya revela desde el principio al menos “quién”, es decir, qué “personas-espíritu”… canalizan eso que llamamos “vida” de forma local (en un mundo concreto como este): son los llamados “Portadores de Vida”, y lo hacen desde otra fuente que es también personal-espiritual —la llamada “Ministra Divina”.

¿Qué pasa pues con la vida?

Vamos a enlazar varios puntos de ELU para hablar de la vida en conexión con la personalidad y la relación.

En el documento 112 (1.13) tenemos una frase que a partir de ahora hemos de contemplar detenidamente y que se nos va a quedar grabada:

«La vida es en realidad un proceso que tiene lugar entre el organismo (la individualidad) y su entorno».

Es decir, es un proceso relacional, que se da en un “entre”: entre el organismo o el individuo, y el entorno.

Decimos por tanto que es un proceso “relacional”, y nos referimos con ello a un concepto de relación por el que entendemos que la relación es “productora”. La relación, en general y de cierta manera, es algo que “precede” y “cede”.

ELU repite casi la misma frase poco después, y añade cosas que nos darán mucho que hablar (subrayo en letra negrita algunas palabras muy importantes, y a veces pongo algún comentario entre corchetes, dentro de los mismos párrafos):

«La vida física es un proceso que tiene lugar, no tanto dentro del organismo, como entre el organismo y el entorno. Todo proceso de este tipo tiende a crear y a establecer unos modelos de reacción [modelos de reacción que NO serían directamente algo físico, pues podríamos pensar en las moléculas de los genes] del organismo a ese entorno. Todos estos modelos directivos ejercen una gran influencia en la elección de la meta.
» El yo y el entorno establecen un contacto significativo por mediación de la mente. La capacidad y la buena disposición del organismo para efectuar estos contactos significativos con el entorno (para reaccionar a los estímulos) representa la actitud de toda la personalidad».

Esa última expresión, “actitud de toda la personalidad”, o “actitud de la personalidad al completo”… quizá nos suene algo enigmática. Y es que la personalidad es, por así decirlo, lo más esencial y “misterioso” que tenemos o que somos… ya que por ejemplo es lo que integra lo material, lo mental y lo espiritual.

El tema ahora es el de cómo “pensar” esa relación “yo/entorno”, es decir, entre el yo (el ser), y el “no-yo”, o entorno. Y el mismo ELU da algunas pinceladas que nos servirán para hablar de ello, como ahora veremos. Leer el resto de esta entrada »

Un curso de amor, Día 39 (comentario)   Leave a comment

imagen de orquídea silvestre(Enlace al Día 39: D:Día39 )

Nosotros definimos a Dios (a nuestro Origen), y vivimos en esta definición. Nuestra perspectiva sobre la Vida se hace nuestra vivencia.

Nos convertimos en lo que pensamos que nuestro Origen es.

Siempre fue así, y de cierta forma lo seguirá siendo. ¿Pero cómo lo seguirá siendo? Ese es el tema, y de esto trata este Día 39, al final del curso (acompañando este proceso que es una transformación, no “filosofía”).

Así que el tema está en cómo realizamos esa “definición”, y lo que ha tenido que transformarse el mero hecho de “pensar”, pues pensando a la manera usual es como estábamos definiendo a un “Dios” que luego pasábamos a recrear en nuestro mundo, para nuestra desesperación, sin poder salir de nuestra proyecciones.

Por eso todo este curso, y cualquier otra “espiritualidad”, trata de que “dejemos de pensar” (pensar a la antigua usanza), para con ello, y de cierto modo, poder “permitir” que lo que somos nos enseñe directamente… y redefinamos y elevemos completamente la mente desde el corazón.

Dice en este Día:

«Quien yo he sido para ti es quien tú has sido para ti mismo.»

Es decir, quien Dios (Vida) ha sido para mí mismo, es quien yo he sido para mí mismo. Me he definido por mis proyecciones sobre la Vida, sobre Dios:

«Recuerda la idea de la proyección. Esto es lo que hace la proyección. Proyecta hacia el exterior. Se distingue de la extensión en que la extensión es como una proyección que permanece unida a su fuente. La proyección separa.»

Esa definición de Dios, en la Vieja Era, nos hacía vivir en la ilusión de que éramos seres INDIVIDUALES, y no INDIVIDUADOS.

Aquí, en este Día 39, nos dirá la diferencia fundamental entre estas dos cosas, en esta útil distinción que forma parte de este colofón final del curso.

“Individuados” es una palabra que refleja que tenemos en cuenta la tensión de los opuestos.

Las tensiones entre opuestos son “lo que da vida”, son creativas.

Y nuestro único problema es no constatar eso (no hacer real en nuestro ser, no actualizar dentro nuestro… esas tensiones en tanto que son creativas).

Y “elevar” nuestro ser no es otra cosa que acoger el suficiente amor para poder hacer hueco a las tensiones como tensiones, como relaciones creativas… yendo más allá del juicio que polariza (el juicio contra nosotros mismos y contra lo que haya en el mundo ilusoriamente “afuera”). Leer el resto de esta entrada »

Resumen. La experiencia sagrada. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Elaboramos aquí poco a poco (hasta reunirlo en un solo texto), dentro de nuestra capacidad, una traducción nueva de este maravilloso texto de transmisión de Yeshua a Tom Carpenter (debido a que lo que encontré traducido contenía varios errores).
— Para más información, listado de entradas, y el futuro PDF con el texto completo, ver el índice de entradas, punto 7 y punto 2B
— En estas traducciones de Carpenter está colaborando conmigo, con algunos consejos, revisiones y opciones, la persona de este blog]

Diálogo sobre el despertar
(Tom Carpenter, en diálogo con Yeshua)

Resumen: la experiencia sagrada

Mi intención es siempre la de compartir contigo todo lo que verdaderamente Soy, para pedir que te unas a mí en mi reconocimiento de que somos el Amor de nuestro Padre, y entonces demostrarte la plenitud de todo mediante nuestra unidad con cada uno. Bajo esa luz, ¿qué más sería posible ser, que yo pudiera brindarte a ti?

Te querría preguntar esto: ¿qué cosa podría revelarte la clave para poder reconocer y recordar la plenitud Divina de tu verdadero Ser? ¿Qué palabras de sabiduría podrías buscar para que hicieran de ello algo conocido para ti? ¿Qué “Palabra Santa” podría ofrecerte ahora, a la que pudieras aferrarte para siempre, y que repentina y mágicamente te pudiera devolver a tu Mente recta? ¿Qué palabras he estado ofreciendo en eso que podrías percibir que fueron los últimos dos mil años?

Veo que cada uno de vosotros tendría su opinión sobre el tema. Cada uno podría presentar una definición diferente de la palabra más “Santa” o “Sagrada”. Cada cual le daría un sentimiento diferente a esa santa palabra para apoyar la relevancia de lo que hayás percibido como lo que sí que expresa a Dios. Así, entonces, ¿acaso las palabra santas ofrecidas en esos dos mil años cambiaron mucho? ¿O el significado se ha perdido debido a que tu atención se haya posado solo sobre las propias palabras santas?

Te he dicho de muchas maneras y muchas veces que reconocerte a ti mismo siendo la expresión Santa de Todo lo que Dios Es es el único propósito relevante que tienes. Así, ¿dónde se ha perdido esto? ¿Dónde cambió el significado? ¿Por qué ahora ves esa santa palabra como algo tan diferente? ¿Podría ser posible que la “Santa palabra” haya dejado paso al sentimiento Santo?

¿Sería posible que, debido a que te aferras a la idea de estar separado de tus hermanos tan fuertemente, uses la Santa palabra para validar que tenías razón y tu hermano no? ¿Cómo de Santa se ha hecho la palabra cuando has desviado así su propósito?

Si no hay más que una cosa que se interpone entre tú y el reconocimiento de quien tú realmente Eres, y esa sola cosa es tu aceptación de la plenitud de tu Ser existiendo como una expresión de la Amorosa Mente de Dios, entonces, ¿cómo es posible que pudieras recordar esto mediante el rechazo de tu hermano, de cualquier manera que fuera posible?

Si vieras estos dos mil años mediante eso que podrías describir como “un pliegue espacio-temporal”, entenderías que el patrón de creencias conflictivas que ahora está presente no es muy diferente del que existía entonces. Verías a cada hermano luchando por tener la razón, en tanto que estaba determinado a demostrar que su comprensión de la palabra era más Santa que la de otro. Leer el resto de esta entrada »

X.5, X.6 y X.7 Cercanía de Dios / Pensamientos propios / Enseñar. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Elaboramos aquí poco a poco (hasta reunirlo en un solo texto), dentro de nuestra capacidad, una traducción nueva de este maravilloso texto de transmisión de Yeshua a Tom Carpenter (debido a que lo que encontré traducido contenía varios errores).
— Para más información, listado de entradas, y el futuro PDF con el texto completo, ver el índice de entradas, punto 7 y punto 2B
— En estas traducciones de Carpenter está colaborando conmigo, con algunos consejos, revisiones y opciones, la persona de este blog]

Diálogo sobre el despertar
(Tom Carpenter, en diálogo con Yeshua)

Capítulo X. Separación versus plenitud

10.5 ¿Cómo de cerca estás de Dios?

¿Cómo de cerca está tu siguiente respiración, tu siguiente latido de corazón? Uso estos ejemplos porque en este momento representan para ti lo que te hace continuar, lo que parece representar la vida misma. Más apropiadamente, te preguntaría cómo de cerca estás de la Esencia de Espíritu que realmente constituye la plenitud que tú Eres.

Por favor, tranquilízate y enfócate ahora muy claramente en el sentimiento que transmite el significado de mis palabras. La Esencia del Espíritu es el Pensamiento de Dios. Es la manera en que Él elige expresarse a Sí Mismo como la misma naturaleza de la Creación. Es la manera en que Él ha elegido verse a Sí Mismo. ¡Y se trata de ti! Esto es lo que te he estado anunciando al decirte que eres la misma expresión de toda la Creación —la plena expresión de su Creador, la única expresión de Dios. Leer el resto de esta entrada »

Introducción. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Elaboramos aquí poco a poco (hasta reunirlo en un solo texto), dentro de nuestra capacidad, una traducción nueva de este maravilloso texto de transmisión de Yeshua a Tom Carpenter (debido a que lo que encontré traducido contenía varios errores).
— Para más información, listado de entradas, y el futuro PDF con el texto completo, ver el índice de entradas, punto 7 y punto 2B
— En estas traducciones de Carpenter está colaborando conmigo, con algunos consejos, revisiones y opciones, la persona de este blog]

Diálogo sobre el despertar
(Tom Carpenter, en diálogo con Yeshua)

Introducción

¿Qué es “despertar”?

“Despertar” es una palabra que se refiere a la experiencia de recordar que nosotros somos creados a imagen y semejanza de la Esencia de Dios: perfectos, eternos, unificados e inmutables; que nuestra esencia real o auténtica es Espíritu eterno, antes que nuestra forma humana temporal. Los grandes maestros como Jesús, Buda y muchos otros han despertado discretamente en sus mentes en gran medida a esta realidad, mientras aún estaban en la forma física. El propósito de estos diálogos con la consciencia de Cristo es ayudarnos a constatar que es inevitable que todos nosotros hagamos al final las elecciones que conducen al mismo Despertar.

En estos diálogos se nos dice que el mundo cambiante de la forma y los cuerpos imperfectos donde experimentamos la dualidad de miedo y amor, placer y sufrimiento, nacimiento, muerte, y muchas otras experiencias, no es la Creación de Dios. La experiencia humana es nuestra propia fabricación. Está basada en la creencia errónea de que es posible estar separado de la pura armonía y Amor de la única Mente de Dios unificada y, por tanto, de cada persona, y del resto de la vida. Debido a que eternamente somos la Esencia de nuestro Creador como Espíritu, somos tan poderosos que cualquier cosa que enfoquemos en nuestra mente debe convertirse en nuestra experiencia. Por tanto, el mundo que ahora parece que “vemos” es simplemente un espejo de cómo nos percibimos mentalmente a nosotros mismos. El propósito de la información de este libro es ayudarnos a cambiar cómo nos vemos a nosotros mismos.

Debido a que estar Despiertos es el estado preexistente del Ser, no hay nada que ganar, aprender o que hacer para retornar a él, excepto soltar o liberar nuestras percepciones erróneas de separación. A medida que recordamos quiénes somos realmente, despertamos como de un sueño; descubrimos que todo lo que hemos experimentado aquí, en este ámbito de polaridades, aparentemente apartados de la armonía de la Creación, no ha tenido efecto alguno en nuestra perfección eterna de Dios.

Lo que Jesús descubrió es la experiencia de constatar quiénes realmente somos, y comenzó a enseñarla hace más o menos dos mil años, continuando con ello de forma más exhaustiva en estos diálogos.

Linda Carpenter Leer el resto de esta entrada »

X.3 y X.4 Abandonar el sentido de la separación / El sentimiento de unirse. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)   2 comments

imagen corazón en círculo[— Elaboramos aquí poco a poco (hasta reunirlo en un solo texto), dentro de nuestra capacidad, una traducción nueva de este maravilloso texto de transmisión de Yeshua a Tom Carpenter (debido a que lo que encontré traducido contenía varios errores).
— Para más información, listado de entradas, y el futuro PDF con el texto completo, ver el índice de entradas, punto 7 y punto 2B
— En estas traducciones de Carpenter está colaborando conmigo, con algunos consejos, revisiones y opciones, la persona de este blog]

Diálogo sobre el despertar
(Tom Carpenter, en diálogo con Yeshua)

Capítulo X. Separación versus plenitud

10.3 Abandonar el sentido de la separación

¿Cómo se supera el sentido de la separación para experimentar Unicidad?

El reconocimiento de tu Ser sucede al reconocer el mío, al reconocer el Ser de cada hermano como una extensión del tuyo. En cualquier circunstancia en que te veas involucrado y creas que la estás viendo como algo que sucede en otro espacio fuera del tuyo propio, ahí es cuando te parece estar reconociendo la separación.

Ha habido muchos intentos de explicar el “principio del espejo”. La mayor parte de las veces no ha sido claramente entendido. Lo que con frecuencia crees ver en los demás, son sus problemas, y entonces interpretas que el principio del espejo significa que, como ves esos problemas en ellos, realmente existen en ti mismo. Aunque esto sea cierto, y aunque el saberlo te alienta a ser menos sentencioso con los demás, también enfoca tu atención en el tema negativo de “los problemas”, en oposición a la elección positiva de la paz. Y te da oportunidades adicionales negativas para juzgarte a ti mismo a la luz de tus percibidos defectos. Aunque a tu ego le encantaría sugerirte que deberías ver a tu hermano con las mismas percepciones erradas que tienes de ti mismo, y te aseguraría que esta es una percepción apropiada de vuestra “unicidad”, solo sería una confirmación de que vuestro sueño sería real. Leer el resto de esta entrada »

X.1 y X.2 Una invitación / Rendición. Tom Carpenter – Yeshua (Diálogo sobre el despertar)   Leave a comment

imagen corazón en círculo[— Elaboramos aquí poco a poco (hasta reunirlo en un solo texto), dentro de nuestra capacidad, una traducción nueva de este maravilloso texto de transmisión de Yeshua a Tom Carpenter (debido a que lo que encontré traducido contenía varios errores).
— Para más información, listado de entradas, y el futuro PDF con el texto completo, ver el índice de entradas, punto 7 y punto 2B
— En estas traducciones de Carpenter está colaborando conmigo, con algunos consejos, revisiones y opciones, la persona de este blog]

Diálogo sobre el despertar
(Tom Carpenter, en diálogo con Yeshua)

Capítulo X. Separación versus plenitud

10.1 Una invitación

Te pediría que os contemplárais entre vosotros y que reconociérais que lo que véis es, en realidad, y sin importar lo que vuestros sentidos os puedan decir, la Luz de Cristo. Sé consciente, a medida que permites que tu mirada se pose sobre otro, que en él o en ella está la misma Luz que reconoces en mí, como siendo yo mismo. Te animo a que hagas esto para conseguir un mejor entendimiento de que, cada vez que contemplas a otro, ciertamente también me contemplas a mí. Te animaría a que comprendieras que es totalmente imposible que esto no sea así. Y te diré esto: no hay nada más que puedas hacer, en este o en cualquier otro momento, para realzar tu comprensión de ti Mismo, o para realzar el valor de tu propia Divinidad con una mayor intensidad, que contemplaros los unos a los otros y reconocer qué es lo que realmente se encuentra ahí. Leer el resto de esta entrada »