Archivo para la etiqueta ‘Matrix

Potpurrí de noviembre (2018): ¿Muñecos? Lorber y Urantia se complementan. Política y espiritualidad (base)   Leave a comment

(enlace al audio en ivoox)

foto de malva; florEn este episodio de “mezcla” o potpurrí, en el canal de audios y audiotextos “Radio” UnPlanDivino… vamos a comentar tres temas interesantes que nos parecen divertidos o incluso emocionantes (como materia para conversar, sentir…).

Tratamos sobre varias cosas que últimamente nos importan (debido al resto de audios que estoy grabando… con la lectura de los libros de la revelación de Lorber, por ejemplo, etc.):

1. Tratarnos como muñecos
En primer lugar, tenemos el hecho de que nos tratamos como muñecos: nos metemos en muchos campos de radiaciones (wifi, etc.), como si fuéramos muñecos de trapo que se pueden introducir en hornos de microondas, y no pasa nada.
Simplemente hacemos eso… y por lo tanto, con ello no estamos criticando, sino diciendo lo que hacemos.
A raíz de esto, en el audio comento brevemente que el tema de “no identificarnos con el cuerpo” (ni con el planeta, etc.) es para así poder expresar nuestro ser de amor… es decir, es para poder expresar más cuidado, más amor… a través del cuerpo… en el planeta… y lógicamente no es para ser simplemente descuidados o cínicos (aunque en algunas fases quizá casi sea hasta necesario serlo).
Los personajes en la pantalla de un cine cósmico (que es donde estamos), al estar identificados con el personaje, y no con el amor, no pueden tratarse “bien” del todo (ni a sí mismos ni a los demás)*.

2. La complementariedad de la revelación de Lorber y de la del libro de Urantia.
Sobre este tema, nos centramos en un aspecto:
el de la vida consciente como algo que es en realidad una constante en todo el universo.
Los planetas y los astros de todo tipo estarían casi todos habitados, según la revelación de Lorber.
Si eso es cierto, no sería incompatible con el libro de Urantia, cuando este nos revela los astros que nuestra tradición llama “cielos”.
No sería incompatible, porque este último libro se estaría centrando, más bien, en revelarnos los astros “del futuro”… es decir, los que más nos importan, ya que son el marco donde se representará el destino de nuestra personalidad… el marco donde ella podrá seguir su crecimiento.
Son las sedes planetarias artificiales, que, además, según el libro de Urantia, fueron construidas incluso antes de que se desplegara todo el drama evolutivo que vemos por ejemplo aquí en nuestro mundo (en este sistema solar, y en tanto que tal, pues somos altamente dependientes del Sol).
Entonces, el hecho de que los astros evolutivos (incluso el Sol) estén habitados por “formas de poder creativo”, formas de proyección mental… con cuerpos de todo tipo… no es lo más relevante.
Pero, como también comentamos en el audio… si eso es cierto, sí que nos da una especie de aviso, o de puntapié mental… sobre cómo de autoengañados estaríamos en esta matrix de creencias humanas (con toda la manipulación en que consisten en gran medida las teorías básicas que aprendemos y repetimos como loros desde la escuela sobre el universo, el planeta, la Luna, etc…. y lo que dicen los medios oficiales de comunicación, o la NASA, etc.).

3. Política y espiritualidad.
Al final, tratamos sobre un tema básico: la polítíca es intrínsecamente espiritual (pues en el fondo trata del proceso de ir del miedo al amor).
Y la espiritualidad abarca la política (debido a muchos de los conceptos más básicos que aparecen en varias revelaciones… conceptos y observaciones muy simples, y muy aliviadores… y que, en el audio, comentamos un poco para el caso del libro de Urantia).

____
Para ver el índice de algunos de estos audios y audiotextos,
en esta web,
acudir a esta página (índice de “textos propios”).

¡Gracias! 🙂

____
Notas en asterisco:
*
En este sentido, parece que vivimos en una época donde incluso estarán mutando, de diversas maneras, en diversas líneas de probabilidad… estaran mutando, decíamos, las coordenadas incluso biológicas en las que nos encontramos ahora y en el futuro.

Anuncios

Una de las direcciones, o devenires, que ahora atraviesan a lo humano, es el de convertirnos en un medio para la vida de las máquinas   Leave a comment

imagen corazón en círculoÍndice

  1. La novedad humana
  2. En resumen: nuestro devenir “dictadura materialista”

 

1. La novedad humana

Saludamos nuestra maravillosa creación.

Todo es una sola relación.

Olvidarlo conlleva autodestrucción para los seres autoconscientes como nosotros, pues gracias al nivel de consciencia (de expresión de consciencia) que actualizamos aquí en lo físico, podemos inventar muchas cosas, y, como especie, dependemos en gran medida de un medio ambiente artificial, tecnológico.

Es decir, el medio ambiente donde vivimos está cargado de intenciones artificiales, de “inteligencia” humana que ha sido proyectada en procesos tecnológicos, en aparatos…

Y si nos despistamos del núcleo de la vida, esas intenciones que ya están ahí pueden gobernar nuestro proceso de vida, la ampliación de la relación que llamamos “ser humano”… y pueden convertirla en un proceso destructivo que afecte a la vida sobre la tierra (para ver algún ejemplo de esto, ver el punto 2 de este escrito).

Así que cuando nosotros nos olvidamos demasiado de “sentir esa unidad”, las tecnologías nos pueden literalmente “comer”, y con nosotros, prácticamente al resto de la vida sobre la tierra. Las tecnologías están en gran medida creando ahora la sociedad, en vez de nosotros crearla desde ese corazón del impulso humano, que está unido a toda la vida terrestre y “cósmica”.

Así que somos una sola relación.

Y esta relación, entre espíritu y formas… es una de abrazo, de perfecta acogida…

El Espíritu Único abraza el mar de las formas, realizando como una expresión, una expresión de diferentes niveles de autoconsciencia en el programa universal, en la gigantesca, última y perfecta “tecnología” que es este universo. Leer el resto de esta entrada »

¡Alegrémonos de ver tanta corrupción ahí fuera! : la necesidad de líderes, la necesidad de aceptar el poder que somos. Y la base de irrealidad de todas las apariencias como fundamento para todo “líder” que se precie :) (un fundamento consciente o inconsciente)   Leave a comment

Mari Perron (Un Curso de amor) y una amiga (supongo) :)

Mari Perron, que recibió el texto de Un Curso de amor y una amiga

Índice:
– Introducción
– Líderes: ¿para qué?
– Nuestro estado de corrupción
– Los líderes
– Los subordinados
– Volviendo a la base: espejos

____
__

Introducción

¡Alegrémonos de ver tanta corrupción ahí fuera!

Nos tiene que parecer algo bonito, no en sí, sino por lo que siempre hay detrás de todo (Amor).

Y si no nos parece bonita mientras “luchamos” “contra” ella… entonces seguirá existiendo cada vez más, con una mayor intensidad en el planeta humano, como un todo global.

Los líderes parecen ser necesarios justamente para eso, como “espejos”.

Los líderes son necesarios, tanto para lo “bueno” como para lo “malo”, pues, como sabéis, en general no hay ni “bien” ni “mal”…, sino solo lo que se ajusta, lo que hace justicia o no… a lo que hemos elegido ser (a la elección más profunda que hagamos… para nosotros… y a lo que hace justicia o no a la sostenibilidad, a la propiedad, de esa elección).

Necesitamos aceptar el PODER que somos, para bien y para mal.

Pues, como sabemos…: creamos desde nuestras creencias.

Además, ya “sabemos” cuál es una base muy práctica, para todo: “la irrealidad de todas las apariencias”.

Este es el fundamento para todo “líder” que se precie, para dejar atrás todo miedo 🙂 —puede ser un fundamento desde el principio asumido conscientemente… o bien, puede ser “asumido” principalmente de forma inconsciente (porque ya se ha asumido, aunque no se recuerde “cuándo”).

Líderes: ¿para qué?

Podemos considerar a los “líderes”, en general, como ejemplos visibles.

Al ser eso, visibles, les podemos seguir, seguir en el ejemplo, o simplemente podemos captar el mensaje que visualizamos cuando simplemente vemos sus acciones.

Esto es fundamental, también y quizá por encima de todo… en la esfera del hogar. La observación de nuestros “líderes” ahí es fundamental.

Ya hemos hablado del “hogar”, donde aprendemos o actualizamos con mayor o menor fuerza nuestra natural confianza, confianza en nosotros mismos primero… es decir, confianza en la naturaleza. Así que ahí… en el hogar… aprendemos o “desaprendemos” —de una forma que puede marcarnos mucho— respecto a las cualidades de relación fundamentales (confianza, consciencia, honestidad, responsabilidad… esos “valores”).

Tales “valores” luego los veremos o no manifestados fuera, en “la sociedad” —sociedad de la que pasaremos a quejarnos tan fácilmente…, pero donde en realidad vemos simplemente reflejado todo ese aprendizaje casi digamos “criminal” 🙂 que hemos vivido como infantes, que nos han dejado vivir como infantes (con un desamor estructural, etc.).

Volviendo al tema, podríamos llamar “maestros” a tales líderes.

Los líderes están, por tanto, ahí “fuera” simplemente para que podamos visualizar nuestras creencias, es decir, todo lo que creemos de nosotros mismos, todo lo que creemos ser “por dentro”.

Si nosotros mismos creemos de nosotros mismos que somos por ejemplo “malos” (ya que todavía rige ese principio básico que dice, para mucha gente, que el ser humano es “malo por naturaleza”), o si nos creemos egoístas o corruptos, deshonestos e incoherentes, veremos eso mismo ahí fuera —por ejemplo en “la casta política”, en su propia función colectiva como casta, o en el comportamiento de sus individuos.

Los políticos serían pues, en gran medida, en este caso, “líderes” en el “mal” sentido de la palabra… “maestros” con los que visualizamos nuestro “interior” deformado —por nuestras creencias distorsionantes.

[Y por cierto, ¿qué es lo que hace que, en la vida, el “ejemplo” de alguien ahí fuera, su vida “poco ejemplar”, por ejemplo, nos sirva como una visualización que produce en nosotros el deseo de no seguir su ejemplo… o bien qué hace que tal visualización pública nos sirva como verdadero ejemplo?]

Y otra observación elemental: también vemos nuestro interior deforme, mentalmente deforme (con creencias dementes aunque “normales” hoy)…, también vemos normalmente nuestro interior… en todo nuestro alrededor en general: en “amigos”, en familia.

Vemos nuestras creencias sobre nosotros mismos “fuera”, casi perfectamente reflejadas. Son pantallas donde proyectar o bien donde revertir las proyecciones y con las que pasar a ser, por así decirlo: solo “positivos”.

Pero en el caso de que proyectemos constantemente… nos quedaremos con cara de tontos al proyectar nuestros juicios… en el habitual desahogarse del ego… creeremos estar comprobando cuán efectivamente vemos que “son los demás” los que son tal cosa o tal otra, que son algo “malo”… mientras que, a menudo, nos creemos a salvo de esos mismos errores que tan claramente vemos “fuera” —salvaguardando nuestra inútil “cara de inocentes”.

Así que por ejemplo los políticos que dan (mal) ejemplo, y que, para empezar, digamos que simplemente dan la cara (cosa esta que quizá siempre es algo de agradecer :), ya sea para bien o ya sea para mal)… ellos… solo están ahí como un “servicio” solo a agradecer… sirviendo para hacer visibles todas esas creencias fundamentales que compartimos en la demencia, demencia a su vez tan bien y también compartida: la de nuestro estado habitual. Son nuestras creencias sobre nosotros mismos, creencias que, para bien y para mal, crean nuestra realidad (creencia en la escasez, etc.). Leer el resto de esta entrada »

¿Y si la intención fuera sonido? La naturaleza de los crop circles y las canalizaciones   Leave a comment

[Atención: recomendaría hojear antes textos de Patricia Cori, Seth, etc., de los cuales hablo y enlazo en la entrada anterior; de hecho estas sugerencias sobre el sonido interior y su composición con “luz”, etc., están sugeridas por Seth]

Lo más importante en el mundo, para nuestras vidas… tal y como aprendemos en el Curso de milagros… debería ser o debería haber sido en mayor medida el examen o la simple incrementada consciencia de la cuestión del propósito, de la intención. 

No hay un fluir natural en el campo del ego, de ese programa que llamamos “universo físico”… pues la naturaleza del fluir en realidad no vendría del ego, del programa, sino de nuestra conexión con el otro principio, el de la Fuente o “Dios”.

El propósito sería entonces aquello que tiñe o no de sentido nuestras vidas… las experiencias; y lo hace para bien o para mal, sean o no fines “loables” (en último término eso es accesorio, pues no es el campo del ego quien los hace loables en sí)… sean o no, pues, intenciones aparentemente más o menos “egoicas”. Todo el mundo, por cierto, viene a confirmar ego, y por tanto lo contemplamos como que “necesita” formarse un ego… en este mundo… en tanto que este mundo es ya desde siempre el despropósito de la dualidad… ciclos de dualidad… en el eterno retorno de esa nada que es la idea de la separación malinterpretada.

Normalmente actuamos de forma condicionada, con intenciones, con propósitos… que son los heredados aparentemente “desde fuera”… así como programados mediante esas nuestras estructuras sociales… familiares… grupales… que imprimen el campo mental con unos patrones de intenciones, de propósitos que aceptamos acríticamente —pues aquí venimos a “ser programa” (a grandes rasgos, venimos a confirmar ego, independientemente de lo que creamos que estamos haciendo).

Cuando tenemos una intención podríamos decir que vibramos de una cierta manera… o, digamos, pretendemos integrar “vibratoriamente” nuestra mente-conciencia (normalmente de forma inconsciente) con la del resto de cosas, procesos o personas del “mundo”.

Esa intención o sonido podríamos decir que potencialmente siempre es un transductor entre lo que Seth llama nuestros Sentidos Internos… y los sentidos físicos.

Pongamos un ejemplo que podría servirnos para entender en una primera aproximación los crop circles (sin haber leído antes casi nada de esto):

Fotograma sobre demostración de Cimática en el programa "Cuarto milenio" del 1 de enero de 2012

Tenemos (ver “fotograma” a la derecha),  en este programa, por ejemplo… unas demostraciones de Cimática. Si vemos, se trata de que simplemente haciendo vibrar una placa metálica, que contiene sal distribuida más o menos homogéneamente por encima, la sal se ordena en patrones digamos “armónicos”.

¿Cómo podríamos pensar esto? Esto solo puede pasar si se da esa especie de transducción de la que hablábamos. Podríamos imaginar por ejemplo que la vibración ordena desde el interior… que insufla desde el interior de las estructuras atómicas, en resonancia entre el ser del metal y el del mineral situado encima de la placa.

Análogamente, entonces en el caso de los crop circles —como el de la primera foto— podríamos ver que, desde otras “dimensiones” o densidades (cuando se trata de círculos auténticos, no falsos creados para desinformar), desde digamos dimensiones más “elevadas” de conciencia (vibraciones más englobantes, a las que todos por igual tendríamos acceso)… se estaría tocando, se estaría haciendo sonar algún tipo de “sonido englobante”… que las conciencias de esas densidades (conciencias que constatan, que se saben, digamos, más conscientemente cerca de “la Fuente”, de “Dios”)… pueden hacer sonar… y que repercutiría en nuestra densidad (3D) provocando que partes de nuestra realidad o toda nuestra realidad se ordene armónicamente —en este caso, en concreto vemos que se ordenan básicamente las plantas en los cultivos (que quedan también tocadas por cierto tipo de “radiación”, no solo tumbadas).

Así pues, los sonidos potencialmente nos estarían comunicando interdimensionalmente.

Toda intención-sonido sería pues una especie de vector de ampliación dimensional o por contra de cierto “retroceso dimensional”… en cuanto a las posibilidades que tenemos de ampliar nuestro “ser” reconociendo el “Ser” interdimensional que realmente somos.

Así, vemos que la intención, hasta cierto rango o medida… se puede “visualizar”…, como sabemos también por la investigación sobre la cristalización del agua de Masaru Emoto.

Esta visualización quizá primero y generalmente se da sin “aparatos”… al haber desarrollado nuestras habilidades “telepáticas” o de esa índole… ya que la telepatía no sería otra cosa que esa sutil resonancia admitida. Estas habilidades “psíquicas” sabemos que en realidad son “lo natural”… y son lo que nos hace “uno” con esa comunicación universal que, en el fondo, sería también todo este universo de conciencia separada en proceso de despertar. Esta “naturalización” de nuestras relaciones cuando admiten su ser interdimensional (“psíquico”) parece que es algo que en el universo tarde o temprano se plasmará, físicamente, con nuestra activación concertada del ADN, de más capas o no sé si decir “hebras” de ADN; según varios canalizadores va a pasar o está pasando ya esto en mucha gente (en generaciones nuevas o en gente que lleva tiempo por ejemplo cuidando su cuerpo emocional); y ello sucedería, digamos, al retomar el contacto con esas densidades “superiores”, con nuestra hiper-dimensionalidad… donde una tal visualización “sin aparatos”, meramente con nuestros cuerpos, digamos que sirve al propósito universal: de reunificación con la Fuente.

O bien, y quizá en algún rango “bajo”… para una tal visualización de la intención también pudieran servir algunos aparatos que desde aquí nos podrían facilitar el trabajo, y que no conocemos públicamente.

En general, todo pensamiento, por el material de Seth, creo que siempre estaba compuesto por lo que se podrían llamar “unidades electromagnéticas” (UEM); éstas y el sonido, en cuanto a transductores entre densidades, serían en algún nivel lo mismo, pues digamos que nos hablan de la resonancia entre manifestaciones físicas, resonancia que en último término estaría “legislada” por los Sentidos Internos de las formas o conciencias en cuestión… o que sería la resonancia entre el campo donde residen tales Sentidos Internos y los campos de los sentidos físicos.

Entonces, nosotros, con los Sentidos Internos, tendríamos acceso a fabricar o manipular “la forma”. Así, con cierto control de los sonidos podríamos manejar la forma en nuestra densidad.

Y esto es, por lo que se dice, lo que habría sucedido en las civilizaciones antiguas como la Atlántida y los remanentes de ello posteriores: Egipto y culturas megalíticas por ejemplo.

Al parecer estas civilizaciones estarían bastante unificadas en paradigmas que tenían que ver con el uso de:
— nuestra mente,
— de cristales
— y de sonido (ver lo que dice Patricia Cori al respecto en “Vuelve la Atlántida”, algo absolutamente fascinante).

En esas civilizaciones todo esto se habría conocido y utilizado… y con ello se habrían construido por ejemplo las grandes pirámides de Egipto o muchos de los monumentos en América. Esto sucedía al parecer cuando nuestra raza humana aún estaba en contacto más explícito o más públicamente “directo” con seres que por ejemplo al parecer provenían en gran parte de Sirio y de otros lugares un poco más “hostiles” (Nibiru, etc.). Este contacto hoy en día no es permitido oficialmente de la misma manera que antes por nuestra actual “Matrix” tecnológica y mental… esa Matrix en la que nos encontramos, como vemos claramente hoy en esta prisa por llenar todo de tecnología que aturde o mancha nuestro cuerpo en sus niveles digamos más etéreos (la ya muy estudiada “aura”, etc.): radiaciones de todo tipo no sujetas a ningún control público, tanto en proyectos secretos como en los aparatos a la vista de todos.

Un ejemplo o propuesta para seguir buscando: quizá la intención de materializar y desmaterializar cuerpos para la teletransportación, cosa al parecer ya usada por el gobierno secreto y muchas civilizaciones no humanas… quizá esto mismo sea algo bastante simple una vez se conoce “el truco” entre la resonancia entre por ejemplo 4D y 3D… y quizá tenga que ver (por empezar a decir algo) con alguna representación mediante algunos aparatos físicos “claves”, fundamentales, no necesariamente complejos…  y contando, cómo no, con la aceptación de la mente del individuo a desmaterializar o teletransportar (sobre ello se puede ver algún documento escrito en lenguaje “científico” aquí, en ese enlace que forma parte del blog “detrás de lo aparente”).

Pero volviendo al tema. El hecho de que el mundo —en sus diversas capas, densidades, dimensiones paralelas… etc.…— resuene o no con nuestra intención (con el paquete de UEM concreto, por así decirlo…)… no dependería en realidad de por ejemplo la distancia espacial, ilusoria, en ese espacio-tiempo ilusorio de 3D. Leer el resto de esta entrada »

Publicado 12 marzo, 2012 por qadistu en amor, discernimiento, ego, verdad

Etiquetado con , , , , , , , ,